España no renuncia a la venta de armas a Oriente Medio

Hace unas semanas salieron los resultados de los votos para la venta de armas en el Congreso de los Diputados. Como era de esperar el PP, el PSOE y Cs han votado a favor de seguir manteniendo las relaciones comerciales armamentísticas de España con los países árabes.

La industria armamentística es de las más importantes para la economía española, pero sin embargo las armas no son nada sofisticadas. Al pensar que es un sector importante para el país, podemos intuir que lo es también en cuando a desarrollo, pero no es así. España fabrica principalmente bombas antipersona, misiles y armas de mano, que son precisamente las que buscan los compradores de armas, para ir matar directamente a población civil, sin importar la tecnología.

Resulta peculiar la reacción de los políticos que votaron a favor, cuando muestran su total y más absoluto rechazo a cualquier tipo de matanza, como cuando los terroristas comenten atentados con las armas que ellos mismos les venden, y por si fuera poco tienen la poca vergüenza de dar su más sentido pésame a las familias de las víctimas.

La doble moral de nuestros dirigentes no se queda ahí, sino que además se muestran en contra de la inmigración, cuando en realidad son ellos los que de algún modo llevan la guerra a esos países, principal motivo del abandono de las zonas con más salida de personas.

Al recibir al príncipe de Arabia Saudí en España, aún sabiendo todos los frentes que tiene abiertos contra población civil, nuestro país se convierte en cómplice de los asesinatos y la barbarie. Nuestro rey, aquél que decían que estaba tan preparado para ser jefe del Estado, es una figura que no solo apoya, sino que además provee algo tan inhumano como son las armas.

Todo por mantener una industria que sí es cierto, da muchos millones de euros a España, pero deja a miles de cadáveres inocentes que lo último que logran ver es “made in spain”. El dinero es tan poderoso que si no hay guerras para vender las armas, se crean. Dónde este el dinero que se quiten las vidas humanas.

Reflexionemos.

Cambiemos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: