Salvador Allende, el presidente eterno de Chile

A la izquierda que no forma parte del régimen capitalista dominante, la que no es un muro de contención para las reivindicaciones de quienes trabajan los medios de producción, de las que sufren el patriarcado, de las minorías que sufren expresiones de dominación tales como el racismo, la xenofobia, el clasismo y la LGTBifobia, llegar al poder le cuesta mucho.

En primer lugar a causa de la democracia representativa, el sistema típico de los regímenes neoliberales que todavía pueden controlar los movimientos en su contra -cuando no pueden recurren al fascismo, como se puede observar actualmente en Honduras-. Esta democracia prepara cada cuatro años unas elecciones que tienen un ganador antes de que se celebren: el régimen que las organiza. Normalmente se asegura la victoria con el bipartidismo en el que dos organizaciones hacen ver que son opuestas gracias a las manipulaciones de los medios de comunicación, pero que al llegar al poder, más allá de gestos simbólicos, se unen para defender su causa común.

Esto sucede porque no existe la igualdad de oportunidades. Mientras que los partidos del régimen disponen de los medios de comunicación, incluso los públicos, para silenciar lo que no les conviene y poner altavoces a lo que sí, los partidos de izquierda no cuentan con ninguno. Mientras que los partidos del régimen usan las cloacas del estado para cargar contra sus adversarios, cuentan con el poder legislativo -conseguido bajo las mismas condiciones desiguales- para redactar leyes que ayuden a impedir a la izquierda desarrollar una intensa agenda de movilización, (motivo por el cual el PSOE en el gobierno no quiere derogar la Ley Mordaza del PP), y con las fuerzas de seguridad públicas, las organizaciones que se oponen a su política neoliberal no.

Debido a ello, cuando la izquierda gana las elecciones, está lejos de conseguir el poder. Sigue sin tener los medios de comunicación, que en ese momento se centran en desgastar al nuevo ejecutivo progresista con medias verdades y manipulación (en México ya echan la culpa de la inseguridad y de la pobreza al electo López Obrador, aunque el político asume el cargo en diciembre de este año), sigue sin contar con las fuerzas del orden (en cuyo interior se gesta un golpe de estado que si triunfa será apoyado por el resto de gobiernos del mundo en manos del capitalismo, una violación de la democracia que será justificada por los medios de comunicación del antiguo régimen).

Por lo tanto no es solo la dificultad de conseguir el poder sin igualdad de oportunidades y con una represión en contra, sino que cuando las fuerzas de izquierda lo consiguen deben enfrentar un acoso mediático constante, boicot económico tanto de la oligarquía local como del imperialismo y un golpe de estado en ciernes. La primera experiencia de izquierdas que pudo superar un golpe de estado fue la Revolución Bolivariana de Hugo Chávez en abril de 2.002. Tras él solo Rafael Correa lo consiguió.

Salvador Allende, protagonista del actual texto, no pudo superarlo. El presidente de Chile desde 1.970 hasta 1.973 vio como las bombas caían sobre el Palacio presidencial de La Moneda, acabando con un periodo en el que el pueblo chileno y sus necesidades habían sido los protagonistas, un momento democrático que los ciudadanos del país suramericano pagaron muy caro después de que el imperialismo estadounidense desatara al fascismo para erradicar la experiencia socialista que había logrado reducir la tasa de muertes en recién nacidos, empezar a eliminar el analfabetismo y había dado voz a los trabajadores, las mujeres y los indígenas.

Salvador Allende

Salvador Allende fue un médico con una extraordinaria sensibilidad política en favor de los desposeídos. Desde su etapa estudiantil participó en las luchas sociales contra el capitalismo en Chile, llegando a estar en la cárcel en 1.931 por sus posiciones contra la dictadura de Carlos Ibáñez del Campo. Participó en la fundación del Partido Socialista de Chile y en la conformación de las diferentes fases de la unidad popular chilena. En cada una de esas etapas política se destacó como el líder natural de la izquierda, siendo elegido siempre como el máximo responsable político de las organizaciones en las que militó, primero a nivel local y más tarde a nivel nacional, sin que nadie durante toda su carrera pudiera arrebatarle esa posición.

  • Nombre: Salvador Guillermo Allende Gossens.
  • Edad: Murió a los 65 años durante el bombardeo fascista del Palacio de La Moneda, donde trabajaba como presidente de Chile.
  • Profesión: Médico.
  • Partido: Partido Socialista. Participó en su fundación.
  • Ideología: Marxista.
  • ¿Qué cargos institucionales desempeñó antes de llegar a la presidencia? Fue senador de la República de Chile desde 1.945 hasta 1.969, ostentando los últimos tres años la presidencia de la cámara. Sin embargo Salvador Allende se hizo conocido para la mayoría de los chilenos unos años antes, cuando se desempeñó como Ministro de Salud durante la presidencia de Pedro Aguirre Cerda. En ese momento Allende logró aumentar el presupuesto público destinado a la salud, centrando la política de su ministerio en la lucha contra las enfermedades venéreas con la producción y distribución de medicinas, una apuesta por aumentar los recursos públicos a los centros médicos, lo que redujo el número de enfermos por tifus, y la expansión del servicio dental y la entrega de alimentos en los colegios.
  • ¿Cuándo llegó al poder? El tres de novimebre de 1.970.
  • ¿Cómo alcanzó el poder? Liderando una coalición de partidos de izquierda bajo el nombre de Unidad Popular (UP). En las elecciones de 1.970 Salvador Allende se presentaba por cuarta vez, por lo que muchos militantes y líderes de las fuerzas revolucionarias que conformaban la alianza lo consideraban un caballo perdedor, razón por la cual tuvo que enfrentar disputas internas para lograr su candidatura. Irónicamente lo consiguió gracias a un apoyo decidido del Partido Comunista de Chile más que de su propio partido, el PS.
  • ¿Qué hizo durante su Gobierno? Nacionalización del cobre y de los recursos estratégicos, favorecer el fin del latifundio mediante la toma de tierras por parte de los campesinos gracias a una profundización de la Reforma Agraria. Aumento del sueldo de los trabajadores, aumento del presupuesto público en sanidad y educación.
  • ¿Qué agresiones externas sufrió su gobierno? Tras la nacionalización del cobre por parte del Gobierno de Salvador Allende, las empresas estadounidenses Anaconda y Kennecott, que años antes se habían estado enriqueciéndose con la explotación de ese recurso sin pagar nada al Estado, no recibieron dinero tras la nacionalización y además Chile les reclamó cifras millonarias por haber trabajado el cobre sin pagar las tasas acordadas. En ese momento el expresidente de estados Unidos (EEUU) Richard Nixon y su secretario de estado henry Kissinger impusieron sanciones al ejecutivo socialista que consistieron en la imposibilidad de obtener créditos internos y el intento de imponer un embarg al cobre chileno.
  • ¿Quién impulsó el golpe de estado? El expresidente norteamericano Richard Nixon y su secretario de estado Henry Kissinger.
  • ¿Quién ejecutó el golpe de estado? El militar Augusto Pinochet.

Curiosidades

Allende (izquierda) y Augusto Pinochet (en el medio) sentados juntos, antes de que el militar traicionase a Chile mediante un golpe de estado contra el presidente elegido en las urnas.

¿Sabías que…

Augusto Pinochet juró lealtad a Allende expresando que protegería la voluntad de los chilenos expresada en las urnas? Poco más tarde sucumbió a la traición. Lideró un sangriento golpe de estado contra al presidente al que había jurado lealtad e impuso una dictadura en la que persiguió a miles de opositores políticos.

… Una parte del ejército de Chile entendía que su función debía ser la de proteger al pueblo y respetar las decisiones que éste tomase en las urnas, les gustasen o no? Debido a ello surgió la Doctrina Schneider, que debe su nombre al general René Schneider, militar chileno que configuró esa idea. Gracias a él, la victoria de Salvador Allende fue posible ya que en los momentos previos a las elecciones de 1.970 era Comandante en Jefe del Ejército. Su asesinato el 25 de octubre de 1.970 fue parte de un complot de sectores radicales de la derecha para impedir que Salvador Allende fuera elegido presidente.

Salvador Allende participó en el último duelo de honor a pistola celebrado en Chile? Fue en agosto de 1.952, tras ser retado por el senador conservador Raúl Rettig. Pese a que las crónicas afirman que ambos dispararon a matar, erraron sendos disparos.

Salvador Allende fue el primer líder marxista en América Latina en llegar al poder sin usar las armas? En un momento en que las guerrillas eran la táctica con la que izquierda luchaba contra las dictaduras (el M-26 de Fidel Castro en Cuba contra la dictadura de Fulgencio Batista, el Frente Sandinista de Liberación Nacional de Daniel Ortega en Nicaragua contra Anastasio Somoza, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional contra el autoritarismo militar en El Salvador…), el revolucionario chileno desarrrolló su visión política en la Vía Chilena al Socialismo. Un ensayo en el que sostenía que era posible llegar al poder mediante la participación en las elecciones, y alcanzar el socialismo mediante la redacción de una nueva constitución, un nuevo código penal y la aprobación de leyes en el poder legisltivo, con la necesaria ejecución de las mismas controlando el poder ejecutivo.

Salvador Allende admiraba y defendía la revolución cubana?

… Documentos desclasificados de la CIA prueban que la inteligencia de EEUU influyó a favor del candidato presidencial Eduardo Frei Montalva? Entre 1.962 y 1.964 la CIA financió la campaña de Frei para impedir la victoria de Salvador Allende. Las cantidades fueron millonarias para la época: 2,6 millones de dólares para mejorar la imagen de Frei y 3 millones de dólares para desgastar la de Allende. La propia CIA expresó que sin esa ayuda a la derecha chilena, con toda probabilidad el socialista habría arrasado en esas elecciones.

… Tras un año de gobierno de Allende el apoyo a la coalición que él lideraba, Unidad Popular, pasó de un 36% en las presidenciales a un 50% en las municipales?


1 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 5 (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…

Deja un comentario