«La UE no es reformable. Necesitamos otro marco para una Europa solidaria»

Gonzalo Caroes el Coordinador de la delegación de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo. Para conocer en qué consiste su trabajo y cómo son las relaciones con Podemos dentro del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nórdica, elestado.net le ha entrevistado.

Actualmente eres coordinador de la delegación de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo:  ¿Cuándo asumiste esa responsabilidad?

Fui nombrado por la Coordinadora Federal  de Izquierda Unida en febrero del año pasado. Comencé formalmente a ejercer en mayo debido a que los procedimientos de contratación en el Parlamento Europeo llevan su tiempo.

¿Qué es lo que te llevó a ocupar este cargo?

Pasé por un proceso de selección, mi currículum se seleccionó de entre una bolsa que tenía la organización, y también realicé una entrevista personal. Finalmente mi nombramiento pasó por la Coordinadora Federal.

¿En qué consiste exactamente tu trabajo como coordinador? ¿Es un grupo fácil de gestionar?

Mi trabajo consiste fundamentalmente en ser el enlace entre la dirección de Izquierda Unida y el grupo institucional, así como coordinar el trabajo de las eurodiputadas y el eurodiputado y el equipo técnico entre sí, y con el resto de componentes de IU tanto orgánicos como institucionales.

Disponemos de un grupo en el que tanto las eurodiputadas y el eurodiputado que lo componen como los equipos técnicos que les acompañan tienen un gran talento y se esfuerzan mucho en su trabajo, lo que facilita mucho las cosas a la hora de conseguir buenos resultados en lo institucional, aunque sin duda hay momentos difíciles.

Los retos vienen a la hora de adecuarse a los tiempos de la institución, que a veces son totalmente frenéticos, y que dificultan mucho hacer un trabajo con la calma y el sosiego que merecería. Otro de los retos es conseguir que lo que hacemos y defendemos en Bruselas o en Estrasburgo tenga impacto en el Estado, porque los efectos de muchas de las cosas que conseguimos aquí tardan meses o años en tener efecto en la vida cotidiana de las personas, o incluso quedan sepultadas por cosas que conservadores (PP), socialdemócratas (PSOE) y liberales (Ciudadanos) aprueban conjuntamente.

Si lo hubo, ¿conoces el nombre y la labor que realiza actualmente el anterior coordinador del grupo? ¿Qué sabes de tu homólogo en Podemos?

Como os he comentado, mi puesto es de nueva creación. Podemos tiene una  mujer ocupando el puesto de coordinadora de su delegación. No tiene exactamente las mismas funciones que yo, ya que cada delegación dentro de nuestro grupo parlamentario, el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL), se organiza de manera autónoma. Sin embargo, tenemos conversaciones frecuentes y una excelente relación de trabajo dentro de que, como digo, Podemos tiene su propia delegación e Izquierda Unida tenemos la nuestra.

Yo creo que precisamente el tener un Grupo Parlamentario que funciona de manera verdaderamente confederal, que tiene unas reglas ya establecidas y que su forma de funcionar es por consenso, ayuda a que podamos tener esa buena relación

¿Qué nivel de cooperación o coordinación existe con Podemos a nivel europeo?

En temas de gran importancia, como por ejemplo presentar una pregunta a la Comisión Europea sobre la sentencia de la manada, intentamos actuar de manera conjunta y coordinada, y no solo con Podemos, también con ICV y con EQUO, que tienen un eurodiputado cada uno dentro del grupo de Los Verdes.

También organizamos actividades conjuntas con Podemos, tanto en el marco del GUE/NGL, como a veces de manera bilateral entre dos o más eurodiputados/as que coinciden en algún asunto que les interesa.

¿Qué ventajas a la hora de trabajar tiene pertenecer al Partido de la Izquierda Europea o al Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nórdica?

Es importante diferenciar el Partido de la Izquierda Europea (PIE) del GUE/NGL.

Este último es nuestro grupo parlamentario en el Parlamento Europeo. Es decir, un espacio similar al de Unidos Podemos en el Congreso. Es una herramienta institucional y, evidentemente, como toda herramienta, es útil en su contexto, pero tiene sus límites.

Primero, que las propias instituciones -y más una institución como el Parlamento Europeo- tiene muchísimas limitaciones. Si nuestra actividad se queda circunscrita exclusivamente a sus paredes, estamos perdidos. Segundo, que una de las virtudes del GUE/NGL, su confederalidad y su funcionamiento por consenso, es a veces también una dificultad para sacar actividades y posicionamientos comunes.

Esto no se soluciona necesariamente eliminando la confederalidad, porque entonces es posible que perdiéramos en diversidad, ya que algunas formaciones abandonarían el grupo al ver sus posicionamientos marginados por ser minoritarios. Pero sí nos es necesario pensar que es crucial organizarnos a nivel europeo más allá de la institución.

Respecto al PIE, que es un partido político europeo al que pertenecen tanto IU como el PCE,  al no ser parte de mis responsabilidades, creo que hay compañeras mucho más capacitadas para valorar las ventajas que supone pertenecer al él que yo, aunque sí quiero incidir en que es fundamental estar organizadas más allá de la institución.

¿Tiene alguna desventaja? ¿Hasta qué punto puede coordinarse IU a nivel europeo con una fuerza como Syriza que pertenece al mismo grupo?

Realmente no tiene ninguna desventaja formar parte del GUE/NGL o del PIE. IU, al ser un movimiento político y social de corte muy plural y diverso, puede interlocutar sin problemas con la mayoría de las familias de la izquierda europea.

Y no sólo desde IU, sino que a través del PCE y sus lazos históricos tenemos una buena relación con fuerzas comunistas que no forman parte del PIE (y sí del GUE/NGL, como el PCP). Además, gracias al trabajo constante de innovación en nuestras formas, tratamos de tú a tú con nuevos movimientos políticos como Potere al Popolo, o la France Insumise de Jean Luc Mélenchon. Sumado a todo esto, hay un trato cordial con las fuerzas que conforman la Izquierda Verde Nórdica, con quienes, por ejemplo, coincidimos en la lucha porque se garanticen los derechos de las personas migrantes.

La izquierda basa su fuerza en los movimientos sociales pero estos actúan más a nivel local ¿Existen grupos de presión o movimientos sociales a nivel europeo al margen de los lobbies de las multinacionales?

Nosotros trabajamos con movimientos sociales que están muy bien organizados a nivel europeo, aunque está claro que los lobbies de las multinacionales disponen de una enorme cantidad de recursos. Por poner un ejemplo de movimientos sociales a nivel europeo con quienes trabajamos, podríamos destacar las organizaciones sindicales, con quienes mantenemos una intensa relación; las plataformas contra los tratados de libre comercio como el CETA o el TTIP; o las organizaciones en defensa de las personas migrantes.

Aun así, tenemos mucho trabajo por hacer y es crucial que sigamos creando tejido organizado a nivel europeo, porque si algo nos está dejando claro la actualidad es que las fuerzas del capital y las de la extrema derecha están perfectamente coordinadas a nivel europeo e incluso más allá. Creando, y siendo parte de ese tejido, podremos dar respuesta a las políticas austericidas, xenófobas y autoritarias que están proliferando en toda Europa.

¿En qué país pasas la mayor parte del tiempo? ¿Tienes tiempo para participar en manifestaciones en España?

En este aspecto mi vida es una locura, pero la mayor parte del tiempo estoy en Bruselas. Aun así, hay semanas que puedo llegar a dormir en tres países distintos.   Cuando estoy en España intento acercarme a las manifestaciones, pero a veces no es fácil porque también hay que sacar tiempo para la familia y las amistades, eso sí lo compenso acudiendo a aquellas que puedo en Bruselas.

Tenemos una  asamblea de Izquierda Unida en Bruselas que es un ejemplo del gran trabajo que está haciendo la nueva Federación de IU en el Exterior y lo necesario que era reorganizar nuestro trabajo fuera del estado.

¿Es el parlamento europeo lo que esperabas?

Si os digo la verdad, ya no recuerdo lo que esperaba que fuera. Sé que el Parlamento Europeo es una oportunidad si lo sabemos utilizar para nuestros fines, comprendiendo que la Unión Europea no es reformable y que necesitamos otro marco para organizar una Europa basada verdaderamente en valores de cooperación y solidarios.

Si entendemos que el Parlamento Europeo es una caja de resonancia para nuestras luchas y nuestras propuestas, uno de entre los múltiples puntos de apoyo que tenemos a nuestra disposición, es maravilloso ahora bien si nos creemos que todo empieza y termina aquí estamos perdidos y no estamos entendiendo nada.

*Fotografía de la portada tomada por Sergio Hernández.

Carlos Fernández

Colaborador de ElEstado.net Sígueme en Twitter: @Son_Goanda Y por supuesto, pincha aquí para leer mis noticias. Siempre un paso por delante.

A %d blogueros les gusta esto: