Análisis del referéndum y de la consulta popular en Ecuador

El referéndum y la consulta popular que se celebrarán en Ecuador el próximo domingo 4 de febrero es el punto más caliente en la escalada de confrontación que ha supuesto la separación entre Lenín Moreno y Rafael Correa. Lo que en un primer momento pareció una discusión más personal que política, ha acabado por dividir en dos partes irreconciliables a la izquierda ecuatoriana.

El referéndum, que consta de cinco preguntas, y la consulta popular, que cuenta con dos, se celebrarán el mismo día, y tanto los del SÍ como los del NO toman ambos como una misma elección de siete preguntas. La discordia está en tres de ellas, dos del referéndum y una de la consulta popular, la cuales, de ser aprobadas, cambarían aspectos clave de la Revolución Ciudadana.

Referéndum

Rafael Correa recorre Ecuador pidiendo el NO en el referéndum

Lenín Moreno defiende el SÍ a las cinco preguntas, al igual que la derecha anticorreísta que lo apoya a día de hoy. Rafael Correa se ha limitado a posicionarse frontalmente en contra de las preguntas dos y tres. Los motivos del expresidente para ello han sido dos. Por un lado la convocatoria se ha hecho con prisas, saltándose los mecanismos legales con el objetivo de no darle el tiempo suficiente para volver de Bélgica y mantener un debate político sereno. Debido a ello, el líder de la Revolución Ciudadana ha preferido centrar sus esfuerzos en explicar a los ecuatorianos por qué votar NO a determinadas preguntas, concretamente a las que se han considerado más importantes por su impacto en los avances logrados en el proceso de izquierdas que comenzó en 2007.

Por otro lado, las elecciones del próximo domingo 4 de febrero suponen una lucha por la hegemonía de la izquierda en Ecuador. Si Rafael Correa consigue que se imponga el NO en las tres preguntas en las que ha basado su campaña, aparecerá como el ganador y habrá dejado herido de muerte política a Moreno. De esta manera no necesita imponerse en las siete, cosa que sí debe haber el presidente ya que es su propuesta, y además en su campaña pide el SÍ a todas.

Pregunta 2: Reelección indefinida

¿Para garantizar el principio de alternabilidad, está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que todas las autoridades de elección popular puedan ser reelectas por una sola vez para el mismo cargo, recuperando el mandato de la Constitución de Montecristi y dejando sin efecto la reelección indefinida aprobada mediante enmienda por la Asamblea Nacional el 3 de diciembre de 2015, según lo establecido en el Anexo 2?

Lenín Moreno no quiere dejar cabos sueltos en este giro a la derecha. Que Rafael Correa pueda presentarse como candidato presidencial a las elecciones de Ecuador en 2021 arrojaría grandes posibilidades de que las ganase frente a cualquier candidato, por eso la derecha junto a Lenín Moreno y la dirección de Alianza PAÍS, piden el SÍ a esta pregunta, porque de ganar la opción afirmativa, Rafael Correa no podría presentarse ni en 2021 ni en ningún otro momento.

Por otra parte la campaña del expresidente centra su NO a la segunda pregunta en la defensa del poder de decisión del pueblo ecuatoriano, al que consideran adulto políticamente hablando para no depender de restricciones a la democracia, y tener acceso al derecho de poder elegir al funcionario que prefieran en elecciones libres para el cargo de deseen. En Ecuador existe la figura del referéndum revocatorio, por lo que se puede expulsar del cargo a cualquier funcionario -incluso al presidente- a mitad del mandato, por lo que en el contexto ecuatoriano, esta pregunta va enfocada a enterrar políticamente a Rafael Correa.

Pregunta 3: Consejo de Participación Ciudadana y Control Social

¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para reestructurar al Consejo de Participación Ciudadana v Control Social, así como dar por terminado el período constitucional de sus actuales miembros, y que el Consejo que asuma transitoriamente sus funciones tenga la potestad de evaluar el desempeño de las autoridades cuya designación le corresponde pudiendo, de ser el caso, anticipar la terminación de sus periodos de acuerdo al Anexo 3?

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) es uno de los pilares de la democracia revolucionaria que nació en Ecuador con la Constitución de Montecristi en el año 2008. Esta institución consta de 7 consejeros, quienes son propuestos por movimientos sociales y cualquier ciudadano aunque no tenga ninguna filiación política o social, y elegidos en base a un concurso público de oposición y méritos para un periodo de cinco años.

El CPCCS tiene competencias para establecer mecanismos de control en los asuntos públicos y en las instituciones públicas, por lo que es vital para evitar la corrupción en el estado ecuatoriano. Con los pactos que ha cerrado Lenín Moreno para ceder la gestión de empresas públicas a personas sospechosas de participar en actos de corrupción -como la familia Bucaram y su desembarco en CNEL– el CPCCS puede ser un problema para el presidente.

De salir el SÍ en esta tercera pregunta, no solo los actuales miembros del CPCCS serán eliminados del cargo pese a que no han incurrido en ninguno de los motivos que la constitución establece para ello, y serán sustituidos por los que el ejecutivo de Lenín Moreno elija a dedo, sino que también la Asamblea Nacional perderá su capacidad fiscalizadora.

En el anexo 3 del referéndum se establece que de ganar el SÍ, el presidente tendrá el poder para redactar una nueva normativa que establezca los nuevos lineamientos del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, por lo que Lenín Moreno tendrá poder sobre todos los órganos de control de la República de Ecuador.

Consulta Popular

Lenín Moreno impulsa el referéndum y la consulta popular en Ecuador para cambiar aspectos clave de la Revolución Ciudadana

El 4 de febrero también se celebrará la consulta popular en Ecuador, la cual va unida al referéndum aunque cuenta solamente con dos preguntas. La primera de ellas es la que genera un desacuerdo entre la izquierda ecuatoriana. Lenín Moreno junto a sus antiguos opositores piden en SÍ para impulsar la construcción de viviendas, mientras que Rafael Correa y los sectores populares llaman al NO para evitar la especulación del suelo.

Pregunta 6: Ley de Plusvalía

¿Está usted de acuerdo con que se derogue la Lev Orgánica para Evitar la Especulación sobre el Valor de las Tierras y Fijación de Tributos, conocida como “Ley de Plusvalía”, según el Anexo I?

La Ley de Plusvalía impuso un durísimo impuesto a la venta de viviendas e inmuebles en segundas y siguientes ventas, con la excepción de quienes construyeran viviendas sociales. De esta manera se buscaba luchar contra la especulación inmobiliaria del sector privado de la construcción, y llenar las arcas públicas de los municipios y prefecturas, ya que lo ganado con el impuesto se iba íntegro a esas instituciones, que están obligadas a gastarlo en obras de mantenimiento y saneamiento de los servicios básicos.

De salir SÍ en esta pregunta la especulación inmobiliaria se multiplicará y el precio de las viviendas se encarecerá, debido a que el especulador que compra una vivienda y tras reformarla la vende a un precio desorbitado, sube el precio del suelo de los edificios colindantes, lo que el sector privado de la construcción aprovechará para lucrarse.

 

Gonzalo Sánchez

Soy el director de ElEstado.net - Sígueme en Twitter: @ProtestFor36 Todos mis contenidos puedes leerlos aquí. He publicado varios libros, entre ellos: Socialismo en Sudamérica: De la utopía a la realidad (Editorial el Perro y la Rana, 2010). Honduras: El sueño liberador convertido en pesadilla opresora. El Libro Negro del Bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). Muchas gracias por leer ElEstado.Net.

2 comentarios sobre “Análisis del referéndum y de la consulta popular en Ecuador

A %d blogueros les gusta esto: