República catalana y la solidaridad internacionalista

Sucede algo que me parece muy chocante en cuanto a la solidaridad con el pueblo catalán y a la República catalana.

Muchos se pronuncian en contra de ésta por las posiciones liberales y antiobreras de JxC y ERC en el Parlament. De esta manera siguen un discurso que, en mi opinión, supone una contradicción porque no lo aplican en otros ámbitos del internacionalismo pero lo hacen con Cataluña

¿Por qué? ¡¿Porque son españoles?! No, es por la simple ignorancia e influencias de un Estado centralista del que forma parte la izquierda española, que ha vulnerado la dialéctica y el entendimiento con las naciones del Estado español.

El argumento es el siguiente: «si la República Catalana y el régimen del 78 parten de premisas capitalistas con organismos internacionales imperialistas ¿Por que deberíamos apoyar la DUI?«. Camaradas, no es lo mismo. Desde el punto de vista de las reformas laborales que les llevan a ambos bandos a tener en frente al movimiento obrero, el sindicalismo de clase y los barrios trabajadores. Eso no se discute. ¿Y se crítica? Pues claro, si lo hacemos constantemente desde todos los frentes solidarios/antimperialistas.

Compañeros, si ya lo hicimos ante las reformas constitucionales de la RAS por la presión internacional, si lo hemos hecho apoyando a la Revolución Bolivariana de Venezuela con la práctica de un socialismo del siglo XXI que nada entre las aguas de las ideas liberales y la burocracia ¿Por qué no lo íbamos a hacer con la República catalana?

La dialéctica nos enseña a saber ser críticos y a señalar lo que esta mal del bando que sea (citando al propio Che Guevara), y saber dar la mano a un colectivo atacado por los aparatos estatales de un estado capitalista al servicio de los grandes monopolios económicos.

Cataluña no tiene el vivo ejemplo de Irlanda, de Argelia, de los mapuches, de los nativos americanos con la República de Lakotah…. ¿Qué tiene Cataluña para que se deba apoyar su República autoproclamada? Cataluña no tiene lo que han tenido o tienen otros países o pueblos que han tenido que llevar a cabo su liberación nacional motivados por circunstancias extremas, como auge extremo del colonialismo más racista y económicamente étnico, ya tiene su lengua reconocida, tiene su propia comunidad autónoma, fuerzas policiales, parlamento… ¿Sabéis que más tiene Cataluña?

Una Generalitat intervenida desde Madrid, unos presos elegidos en las urnas encerrados por motivos políticos, unos CDR considerados como grupos terroristas, un lengua amenazada por ser españolizada con la llegada de fuerzas conservadoras, ultra españolistas y franquistas como VOX.

Sabiendo además que Cataluña es una de las mejores comunidades donde el castellano está mejor aprendido en las escuelas y es más fluido. Cataluña está invadida, por tierra y mar por guardias civiles y policías nacionales enviados por Madrid para aporrear a gente con las manos levantadas, instituciones violadas por los cuerpos del Estado, presos exiliados, gente agredida en las calles por grupúsculos fascistas, amenazas y provocaciones constantes de la derecha mediática que quiere bombardearla y pasear los tanques por sus calles.

Los CDR, han proclamado su solidaridad y reconocimiento histórico de avance hacia el progreso de lo que fue la Segunda República española, el movimiento independentista es tan etnicista, que no hubo problemas -durante un tiempo- con que hubiera manifestantes contra la represión policial con la banderas constitucionales, aunque poco duró la paz con los cerdos, son tan racistas, (¿antiespañoles?), que les molestaron las banderas republicanas salieron junto con las esteladas y banderas catalanas tras el anuncio del arresto de Puigdemont y el exilio de políticos catalanes.

Cierto es que no hay que idealizar a Puigdemont. Lo soltó la justicia alemana porque, además de las leyes jurídicas, este señor, es un liberal/sionista, un reaccionario que ha estado votando reformas laborales que han afectado muy gravemente a la clase trabajadora catalana. Lo soltaron porque sí o sí representa a una clase a la que no representa ni la CUP, ni Crida Comunista, ni el PSUC, ni el PCPC…

¡Esto no quita que no deje de ser un exiliado político y que no pueda ejercer el cargo de presidente de Cataluña! Por supuesto que algunos quieren pintar de rojo algo que de por sí no lo es, claro, pero eso camaradas se descubre con más formación y no quita peso, en absoluto a la solidaridad con la República catalana, si no más bien al contrario…

Existen otros derechos más importantes a la autodeterminación, claro, el derecho a la vivienda, el derecho a la educación, el derecho a la independencia económica, el estado de derecho imponiéndose al FMI y a la banca internacional, estar en contra de las guerra llevadas a cabo por el terrorismo internacional pagadas por los grandes monopolios… ¿Pero acaso tenemos un partido reconstruido y fuerte? ¿Existe una correlación de fuerzas progresistas, democráticas y comunistas fuertes? ¿Hemos eliminado todo tipo de prejuicio centralista contra nuestros pueblos?

Y para ser más correctos, los comunistas debemos analizar y prepararnos para las circunstancias que nos pone el capitalismo y la lucha de clases. No es la que a nosotros nos gustaría, eso sería idealizar mucho y nos desmarcaría de lo que realmente es jugar un papel beneficioso hacia el bien mayor y contra el mal peor.

ElEstado.Net no comparte necesariamente el contenido de los artículos publicados en la sección de opinión.
A %d blogueros les gusta esto: