La mentira sobre los inmigrantes se cuela en la precampaña

La campaña electoral empezó no formalmente, pero sí de facto incluso mucho antes de que Pedro Sánchez anunciase las elecciones. La negativa a retirar las enmiendas a la totalidad de los grupos independentistas catalanes, rubricaron la crónica de la muerte anunciada de este ejecutivo.

El caso que nos ocupa es la radicalización del discurso del PP que cual veleta se derechiza cada vez más o recoge cable para intentar sonar menos duro, según sople el viento en las encuestas tanto a ellos como a sus socios preferentes.

Pero en los últimos días presenciamos cómo uno de los pesos pesados del PP, Javier Maroto dijo textualmente: “no es razonable que alguien de origen extranjero tenga más facilidades de acceso a las ayudas sociales”. Unas declaraciones claramente incendiarias y que espera sacar votos del caladero de VOX.

Estas declaraciones completamente falsas, recuerdan mucho a las que pronunció el presidente del PP sobre los millones de inmigrantes esperando para saltar la valla de Melilla, y a las declaraciones en Facebook de un miembro del PP de Alicante en las que pedía deportaciones masivas mientras hablaba de una “invasión silenciosa que acabará con el mundo occidental, convirtiéndolo en el islam”. El mensaje fue borrado posteriormente pero en declaraciones el político conservador, dijo que seguía pensando lo mismo.

Las reacciones no se hicieron esperar y en poco tiempo, funcionarios y trabajadores sociales, hartos de este tipo de discursos salieron al paso de las declaraciones para desmentir de forma tajante las palabras de Maroto.

Tal es el caso de un funcionario del Instituto Nacional de Seguridad Social, Javier Miramón, que niega ese supuesto trato de favor que aseguran desde las filas del PP. En un mensaje en Twitter niega que las ayudas se reciban  solo por ser extranjero.

A este tuit, que actualmente lleva mas de 22.000 RT, se sumaron  posteriormente las reacciones de colegas y compañeros de profesión que aseguraban lo mismo que Javier, el origen no otorga ventaja a la hora de recibir una ayuda social.

Lo que las personas que enarbolan el origen de los solicitantes de ayudas públicas para crear un discurso de rechazo al diferente, se saltan por alto las prestaciones que los inmigrantes han dejado de recibir, y no solo hablamos de ayudas económicas sino algo mas grave como la eliminación de la sanidad universal, que pese a pretender restablecerse con el ejecutivo de Sánchez, se pudo comprobar que hay resquicios por lo cuales en nuestro país se deja sin protección sanitaria a extranjeros.

También hay que tener en cuenta que para muchas de esas ayudas es necesario tener DNI o estar empadronado, en definitiva estar de forma legal, extremo que con la ley de extranjería en la mano y sus carencias, hace que algunos extranjeros no puedan regularizar su situación.

Recordemos la muerte de Mame Mbaye, el mantero muerto en el madrileño barrio de Lavapiés estando desde hace 14 años aquí y sin poder regularizar su situación.

La esencia de la replica de los profesionales hacia las palabras de Javier Maroto es clara y concisa, los extranjeros y los españoles parten en igualdad de condiciones para optar a ayudas públicas, quizá los que llaman al enfrentamiento con este tipo de mensajes deberían mirar las bases de esas ayudas, para darse cuenta que los que las reciben son los mas necesitados sea cual sea su procedencia.

A %d blogueros les gusta esto: