Catalanofobia en AndalucĂ­a

Antonio Pérez, actual alcalde de Coripe, provincia de Sevilla, del PSOE, ha defendido el acto de la quema del Judas. En él, por Semana Santa se ha paseado por el pueblo un muñeco caricaturizado como Carles Puigdemont antes de ser fusilado y quemado públicamente, delante de menores. Es una tradición del pueblo en la que, cada año, una asociación de padres y madres de alumno escoge a un personaje para este fusilamiento popular. El año pasado ya pasó por fiscalía por el uso de la asesina confiesa del niño Gabriel Cruz.

Estos hechos han tenido una repercusión muy negativa en Cataluña, que se han sentido agraviadas y agraviados. El alcalde, además, ha expresado que nadie se tiene que tomar a mal estos hechos porque, “allí se hace un muñeco que representa un mal y lo que se mata es el mal”.

Numerosos colectivos en Cataluña y Andalucía se han apresurado a denunciar el acto y pedir a la fiscalía que abra causa por delito de odio.

No es el primer caso de catalanofobia que se ha hecho famoso en Andalucía. Quizás el más famoso haya sido el “a por ellos”.

“A por ellos, oé”

Cuando los destacamentos de Guardia Civil se desplazaban a Cataluña con motivo del referéndum del 1 de octubre de 2017, en diversas poblaciones decenas de personas se concentraron para despedirles.

  • AlmerĂ­a: Decenas de personas y gritos de “España no se rinde”, “Cataluña es España” y “Viva la guardia civil”.
  • CĂłrdoba: Nuevamente decenas de personas. La prensa fue formalmente convocada, y el acto sucediĂł dentro del recinto del cuartel de la PolicĂ­a Nacional, lo que fue criticado por Interior. Hay mucha controversia, pues algunas fuentes señalan que JosĂ© Antonio Nieto, por entonces Secretario de Estado de Seguridad, habiendo sido alcalde y diputado por CĂłrdoba, puede haber estado detrás de los hechos. Posteriormente, la PolicĂ­a Nacional saluda y aplaude en la A-4 a los efectivos de la guardia civil. Numerosas fuentes, incluida La Sexta, afirman que la mayorĂ­a de los concentrados son otros efectivos, familiares y amistades.
  • Sevilla: decenas o cientos de asistentes, con gran afluencia de menores de edad. Gritos de “viva España” y “Yo soy español”.
  • Cádiz, Algeciras: SegĂşn la Sexta, se trataba de compañeros de componentes de la guardia civil. Gritos de “fuerte, fuerte”, “no estáis solos”, “viva la guardia civil”, “viva España” “yo soy español” y “voltarĂ©n”. Himno de España por megafonĂ­a del mismo cuartel.
  • Jerez de la Frontera: Las mismas imágenes dejan constancia de que los congregados son los miembros de la policĂ­a, que además hacen declaraciones racistas.
  • Málaga: No hay imágenes de los medios, sĂłlo de particulares. No se ven bien el nĂşmero de personas asistentes, aunque, por las voces que se oyen, parece que es reducido. En Cádiz sucede lo mismo. Las mismas consignas (“hacednos hueco, que subimos”, “estamos con vosotros, compañeros”) parecen indicar que podrĂ­an tratarse de agentes tambiĂ©n.
Huelva, año 2017

El caso de Huelva fue el más sonado, por el consabido grito de “a por ellos”. Efectivamente, no solo ha tenido una mayor repercusión mediática, sino que esto ha sido debido a una serie de factores que han agravado la situación de esta ciudad en concreto.

Tal y como reflejaba Huelva Información, fue la misma Guardia Civil la que informó a los medios, anunciando que iba a haber bastante gente esperando para despedirles. Tal y como hemos podido saber, dentro de la comitiva también se encontraban representantes del mismo ayuntamiento de Vox, de Partido Popular y de Ciudadanos, aunque nos ha sido imposible averiguar si la concentración partió de esta fuente.

También acudió oficialmente la subdelegada del gobierno en la provincia, Asunción Grávalos. A pesar de todo, en este mismo medio, Ezequiel Romero, coronel de la Guardia Civil, afirmaba que “los primeros sorprendidos somos nosotros”, entrando en una contradicción con los datos que la misma guardia civil proporcionó anteriormente.

En las entrevistas que se realizaron, parte de las cuales se han pasado en ocasiones en televisión y radio, algunas de las personas entrevistadas comentan que están “despidiendo a mis compañeros”. Según afirman algunos medios, parece ser que la mayoría de las personas concentradas serían más guardias civiles, en activo o no, sus familiares y amistades. En total, diferentes medios calculaban 200 personas, en una ciudad del tamaño de Huelva.

Paco Morán, periodista de Huelva Información, incluso justificaba la presencia de policía y guardia civil “por el tumulto que los de la CUP seguramente van a provocar”. Poco después, este mismo periodista entrevistaba al máximo dirigente de Vox en Huelva.

>>La izquierda está perdiendo su valor más importante, la solidaridad<<

Catalanofobia fuera de AndalucĂ­a

En el Estado también ha habido otros hechos similares que, sin embargo, no han tenido tanta repercusión:

  • Vitoria: Apenas un par de decenas de personas se manifiestan por la unidad de España. Con gritos de “viva España” entre gritos y silbidos de la oposiciĂłn al acto. Más Ertzaintza que personas apoyando el acto.
  • Girona: ConcentraciĂłn de apoyo en un campin: “Viva la guardia civil, “viva Cataluña”. Se desconoce de dĂłnde eran las personas que asistieron al acto.
  • Murcia: Decenas de personas. TambiĂ©n se cantĂł “a por ellos”. Se aprecia algĂşn agente entre quienes se concentraron.
  • Toledo: Decenas de personas “No estáis solos”, “yo soy español”, “viva la guardia civil” y “a por ellos”.
  • Guadalajara: Decenas de asistentes, supuestamente convocados “a travĂ©s de varios grupos de WhatsApp”. Gritos de “viva la Guardia Civil”. El alcalde tambiĂ©n estaba presente, y reconoce que entre la asistencia estaban agentes de la guardia civil. Gritos de “no estáis solos”.
  • Cuenca: los legionarios tambiĂ©n les jalearon.
  • Palma: Decenas de personas, gritos de “España”, “no estáis solos”, “España unida jamás será vencida”, “viva España”
  • Salamanca: Apenas una decena escasa de asistentes, saliendo de noche. No se aprecian consignas.
  • Albacete: Decenas de personas. Gritos de “unidad nacional”, “viva la guardia civil”, “dadles caña” y “a por ellos”. Se refieren a algĂşn agente por su nombre, lo cual podrĂ­a indicar de nuevo que son agentes, familiares y amistades.
  • Oviedo: Decenas de personas, presuntamente tambiĂ©n otros agentes y familia. Gritos de “viva España, coño”.
  • Santander: Decenas de personas. Agentes de uniforme están entre el pĂşblico, aplaudiendo y grabando. Gritos de “viva la guardia civil”, “viva España” “arriba España”
  • Alicante: Decenas de personas con bastante pĂşblico infantil, gritos de “Viva España”, “viva el rey”, “viva la guardia civil”, “no estáis solos”, “yo soy español” y “a por ellos”. Alguno incluso lleva sombrero de la legiĂłn.
  • Barcelona: Decenas de personas. ConcentraciĂłn y manifestaciĂłn, pese a la lluvia, presuntamente convocada por DENAES, (FundaciĂłn para la Defensa de la NaciĂłn Española), vinculada con Vox. Himno de la guardia civil y gritos de “no estáis solos”, “esta es nuestra policĂ­a”, “Puigdemont a prisiĂłn”. Alianza Nacional o Falange Española fueron algunos de los colectivos que se movilizaron de Madrid a Barcelona con este fin.
  • Madrid: Cientos de personas en una manifestaciĂłn a favor de la unidad de España tras el 1 de octubre. Gritos de “viva la policĂ­a”, “viva España”, “unidad nacional”, “España unida jamás será vencida”, “Puigdemont, a prisiĂłn”
Catalanofilia en AndalucĂ­a

Cada acto de este tipo ha recibido inmediata denuncia por parte de sectores de la izquierda, en AndalucĂ­a y fuera de ella, pero los medios no se han hecho eco de ello.

La verdad es que tanto las consignas como las imágenes de la policía en el 1-O hizo que mucha gente que padecía de catalanofobia en Andalucía la dejara de lado y se pusiera del lado de los agredidos. Pero esto tampoco se visibiliza.

Culturalmente, en Andalucía han de existir conexiones culturales con Cataluña. Mucha gente que fue a Cataluña a vivir y trabajar volvió después a Andalucía. En Granada se estudia catalán en la universidad. Incluso se han hecho actos de poesía y música por Sant Jordi.

Además, ha habido una serie de actividades a favor del pueblo trabajador catalán en territorio andaluz, de las que comentamos algunas:

  • 25-Sep-2015: ConcentraciĂłn por el derecho a decidir de los pueblos, organizado por NaciĂłn Andaluza.
  • 29-Jun-2017: Se interrumpe un pleno del ayuntamiento de JaĂ©n por unas protestas en defensa de Cataluña ante la lectura de un manifiesto de Vox.
  • 20-Sep-2017: ManifestaciĂłn en Granada en defensa del pueblo catalán y creaciĂłn de la plataforma AndalucĂ­a por el Derecho a Decidir.
  • 25-Sep-2017: Acto del SAT por el derecho a decidir en Sevilla.
  • 29-Sep-2017: Mesa Redonda “La Encrucijada Catalana. Las libertades democráticas y el derecho a decidir”, por AlmerĂ­a por el Derecho a Decidir.
  • 1-Oct-2017: ManifestaciĂłn de la plataforma AndalucĂ­a por el Derecho a Decidir en Granada, probablemente el acto más multitudinario. Hubo incidentes por la contramanifestaciĂłn españolista que se convocĂł y la policĂ­a cargĂł contra las personas que se manifestaban a favor de este derecho.
  • 18-mayo-2018: ConcentraciĂłn contra la represiĂłn, por AndalucĂ­a por el Derecho a Decidir.
  • 15-jun-2018: Charla “AutodeterminaciĂłn y represiĂłn en Catalunya” con Vidal AragonĂ©s en la Universidad de Granada.
  • 1-Oct-2018: ConcentraciĂłn en la subdelegaciĂłn de gobierno de Granada.
  • 3-Oct-2018: Mesa redonda “Balance y perspectiva sobre la lucha por el derecho a decidir en Cataluña”
  • 19-Feb-2019: ProyecciĂłn del documental 20-S en Granada por la plataforma AndalucĂ­a por el Derecho a Decidir.
  • 16-mar-2019: Una delegaciĂłn andaluza acude a “Omplim Madrid”. Ă“scar Reina, coordinador nacional del SAT, se contaba entre las personas elegidas para hablar desde el escenario.

>>SAT, el combativo y polémico sindicato andaluz del campo<<

  • TambiĂ©n ha habido pegadas de lazos amarillos en diversas ciudades por la libertad de las personas presas y las exiliadas.
  • Cada año, muchas personas van desde AndalucĂ­a a la Diada, a mostrar su apoyo y cariño al pueblo catalán.

“Tú que enarbolas tu bandera

con más orgullo que nunca

que hasta las tripas te arañas

que quieran romper España ahora desde Catalunya.

Eso sĂ­ que toca lo cojones

y es que en tu naciĂłn hay gente

que grita fervientemente

que ellos no son españoles.

 

TĂş te tiras a la calle

hacienda tuya esa guerra

por tu sentimiento patrio

por tu paĂ­s por tu tierra.

Por tu gente que tuvieron que dejar AndalucĂ­a

que a Catalunya se fueron

y por lo que siguen todavĂ­a.

Pero qué pena, españolito,

que esa rabia no te dio de igual manera,

por toda esa gente joven

exiliados españoles

que cruzaron la frontera.

Y que desgracia que te falte

patriotismo para salir

y echarle huevos

a un gobierno sinvergĂĽenza

que está hundiendo en la miseria

a tantĂ­simos obreros.

 

Mas tĂş adelante, sigue agitando

Banderitas, incansable,

por la unidad del territorio de tu España

aunque tu España siga rumiando su hambre.

TĂş sigue asĂ­ pero, aunque a ti te duela,

te lo tengo que decir:

en el fondo son tu envidia que te hierve las entrañas

porque ellos luchan por su Catalunya

lo que tú en tu vida nunca has luchado por tu España.”

– AgrupaciĂłn carnavalera de Cádiz “La Plaza”

El Papel de los medios

Estos actos son igualmente obscenos en cualquier localidad, pero parece que el relato que ha calado es el de Andalucía. La mayor parte de la gente ha generalizado esto, y se considera que la mayoría de Andalucía ha coreado el “a por ellos”. La catalanofobia existe, pero no es medible de manera objetiva, por eso es un elemento muy útil para jugar con la gente.

Unos cuantos comentarios aquí y allí pueden minimizarla o maximizarla al gusto. Esta catalanofobia, sin embargo, presenta un perfil muy definido, englobado dentro de la derecha más reaccionaria, y creer que toda Andalucía o toda España es afiliada a esta ideología es un error.

Existen dos Españas, y también dos Andalucías. Una es fascista, la otra es de izquierdas. No podemos saber a ciencia cierta la proporción, aunque desde luego, si usamos las elecciones como baremos, la derecha está en auge. Razón de más para afrontarlo y confrontarla. En cualquier caso, la lucha será dura. Que no se me malinterprete: no estoy diciendo que la izquierda sea una minoría, digo que es complicado saberlo a ciencia cierta. En cualquier caso, eso no quita que la izquierda ha de ser luchadora, o no será.

>>Jerez planta cara a HazteOĂ­r, que pierde la batalla y sus privilegios<<

¿Por qué hay más imágenes de estos actos previos al 1-O en Andalucía que en ningún otro sitio? La respuesta es fácil: el índice de cuarteles es mucho mayor, llegando a un 86% de municipios con cuarteles en Cádiz, y muchos puntos con más de 50 agentes por municipios, según fuentes de la misma Guardia Civil.

Lo que quizás habría que preguntarse es, ¿por qué hay tanta presencia de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en Andalucía, y no, por ejemplo, en la zona de la meseta? Las competencias de costa, aduana y montes lo podrían explicar, al menos en parte.

Las consignas coreadas en los diferentes cuarteles son las mismas, lo cual parece indicar que se trata de algo orquestado de manera centralizada. No cuadra con “concentraciones espontáneas”, que es lo que nos han vendido los medios. Demasiados factores se repiten de manera muy habitual, y en muchos actos hemos visto elementos pertenecientes al mismo cuartel.

Tampoco se ha dado visibilidad a la participación de diferentes políticos y los mismos agentes, o que en numerosos casos la práctica totalidad de los congregados parecen ser agentes, sus familiares y amistades. Como decimos, un perfil muy definido. Baste denotar que en Huelva ni el PSOE estuvo presente para despedir con gritos catalanófobos a los efectivos que iban a Cataluña, solo la derecha más radical.

Los actos en apoyo a Cataluña no han recibido prácticamente ninguna cobertura, al menos los organizados en Andalucía.

Parece haber una clara intencionalidad en enfrentar a Cataluña y Andalucía. Por una parte, la derecha española se beneficia claramente de hacer ver a Cataluña como enemigo del pueblo andaluz. No hay que olvidar que declaraciones como las de Duran i Lleida son también presentadas en Andalucía como la norma del pueblo catalán.

Lo que se persigue con esto es obtener el mayor apoyo posible para la aplicación del artículo 155, y por supuesto un mayor apoyo electoral. Los pueblos divididos son más fáciles de dominar. Y también hay muchos intereses en retirar competencias, unificar las policías, etc.

No obstante, hay imágenes tan o más duras en otros lugares, pero no se han visualizado tanto como las de Andalucía. ¿Significa esto que Andalucía tiene menos responsabilidad por los gritos que fomentaban el odio? Ni mucho menos. A la gente de Andalucía poco le debería importar si se ha hecho en otros lugares o no; de hecho, sería un error pensar que porque sucediera en otros lugares tenemos que hacer menos. Es importante que se visibilice esto para poder afrontarlo, y por ello cada pueblo debería estar agradecido y, de hecho, exigir que se le muestren las lacras internas.

En Cataluña conviene que la gente se sienta sola, sin apoyos. Así, esperan, se les debilitará, y además podrán sonsacar declaraciones de odio contra otros pueblos del Estado, perpetuando así el ciclo. Lo peor es que la derecha catalana también tiene interés en que esto sea así.

La televisión y prensa catalanas no se hacen eco de apoyos desde Andalucía, aunque en ElEstado.Net hemos podido saber que se ha comunicado sobre estos actos en numerosas ocasiones a los medios catalanes. En Cataluña, como en otros lugares, los medios, prensa y televisión, condicionan la opinión pública.

Es natural que así sea. ¿Qué visibilidad se da a través de TV3 o La Vanguardia a hechos como los de Coripe o el apoyo mostrado a las y los agentes que iban a atacar el referéndum? No olvidemos nunca, cuando veamos la televisión y leamos la prensa, que las cloacas del estado están detrás de cada detalle. En todos lados.

Las condenas a estos actos son necesarias, así como los actos de apoyo. Pero no borran el problema. Tampoco han de hacerse o visibilizarse para recibir una palmadita en el hombro. No se deben hacer para sentirse mejor; eso no solventa el problema, y tampoco para recibir las gracias de la gente de Cataluña. Se ha de hacer porque es lo correcto. Porque no es justo lo que está sucediendo, y menos aún que la gente de Catalunya se sienta sola ante eso.

ÂżLa soluciĂłn?

Asumir que la catalanofobia existe. Es el primer paso para combatir una lacra en AndalucĂ­a y en todos lados. Cada lugar tiene que resolver sus propios problemas, si bien lo ideal es recibir apoyo. Si no asumimos esta realidad, no podremos combatirla.

No caer en el not all Andalusians. No apoyar al fascismo y la catalanofobia no nos hace estar por encima de todo ni desentendernos de ello. Hay que acabar con ello. Y es responsabilidad nuestra. La gente de Cataluña puede ayudar, si lo decide, como parte implicada, pero no es responsable de que lo suceda fuera de su tierra.

ÂżCĂłmo se combaten estas actitudes? Condenar estas cosas es muy bonito. Y tambiĂ©n muy fácil y, en el fondo, fĂştil. Denunciarlo a fiscalĂ­a seguramente no sirva de nada. Hay que combatirlo con educaciĂłn: enseñando, viajando, leyendo… Hay quien ha propuesto que al alumnado de este colegio se le lleve de viaje a Cataluña para que vean que allĂ­ no es como lo muestran los medios. ÂżPor quĂ© no lo hacemos? Y, sobre todo, si no aportamos soluciones, de cualquier tipo, no estamos luchando contra esto.

No esperemos agradecimientos, aunque a veces a todo el mundo le viene bien ver que no lucha en soledad. A veces un exceso de agradecimiento esconde un paternalismo bienintencionado que hace que nos contentemos con ello, una debilidad que nos impide luchar como deberĂ­amos. Necesitamos soluciones, y han de nacer del mismo pueblo que sufre la lacra. Si nos dan las soluciones, mostraremos la infantilidad de la que alguna gente nos acusa, y no desarrollaremos o mantendremos lo que hace falta para combatir el fascismo.

No esperemos ayuda, pero tengamos siempre disposición a darla. Porque la lucha es entre clases, en cualquier sitio, nunca entre pueblos. Porque Andalucía tiene sangre catalana, y Cataluña sangre andaluza. Sobre todo, porque somos pueblos unidos más allá de la sangre, por el cariño. El mismo que pretende destruir la derecha.

Consolat de Marinaleda en Sant Esteve de les Roures

Editor en ElEstado.net

A %d blogueros les gusta esto: