El bloque monárquico de PP, PSOE y Cs mantiene la impunidad del rey emérito

Constitución española de 1978, Titulo II, De la Corona
  • Artículo 56.3. La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65.2.
  • Artículo 57.5. Las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán por una ley orgánica.
  • Artículo 65.1. El Rey recibe de los Presupuestos del Estado una cantidad global para el sostenimiento de su Familia y Casa, y distribuye libremente la misma.

Fuentes de investigación apuntan a que dos años antes de que Juan Carlos anunciara su deseo de abdicar, había encargado a su equipo de consejeros y colaboradores de la Zarzuela, junto con asesores externos como el expresidente Aznar mediante su Think Tank FAES, que empezaran a trabajar en un borrador sobre una posible abdicación sobre su hijo. La imagen del rey impecable a nivel personal había decaído durante los 10 últimos años estrepitosamente.

Se aconsejó que se tramitara con rapidez, aceptando solo enmiendas de totalidad y con aprobación de lectura única, para así evitar un debate entre monarquía o república. Fue cuestión de estrategia. Tal vez igual que pasó con la transición del dictador.

Los Borbones necesitaban subsistir y rápido
La familia real meses antes de la abdicación de Juan Carlos en su hijo Felipe.

La imagen pública de la casa real justo antes de la decisión de abdicación del rey, se encontraba en mínimos históricos desde hacía años por varios hechos:

  • Caso Nóos (2010). El yerno del rey emérito Iñaki Undargarin y su hija la Infanta Cristina, se convirtieron en los primeros miembros de la familia real en ser llamados a declarar ante el juez por delitos de blanqueo y fraude fiscal.
  • Un viaje de cacería a Botswana (2012). El tour saltó por los aires a causa de que el rey se fracturó la cadera, teniendo que ser trasladado con urgencia a España, irrumpiendo por primera vez en los medios de comunicación españoles junto con el nombre de Corinna “la amiga del rey”. La racha interminable de operaciones quirúrgicas en la sanidad privada a costa del erario público, mientras los dependientes mueren esperando a ser atentidos por la sanidad pública, no ayudó a mejorar la imagen de la monarquía.

En esos momentos Podemos vivía la etapa de su auge, el gobierno de Rajoy estaba débil y Rubalcaba no aseguraba que el muro de contención de la izquierda transformadora, fuera lo suficientemente consistente en el ciclo electoral de 2015, por lo que la abdicación debía hacerse rápido.

En enero 2014 el rey Juan Carlos I , anunció por medio del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy su intención de abdicar por el bien de la corona. La ley orgánica que hacía efectiva la abdicación quedó aprobada el 11 de junio en el Congreso, con 299 votos a favor, 19 en contra y 23 abstenciones. El 17 de junio el Senado dio luz verde con 233 votos a favor, 5 en contra y 20 abstenciones.

Superados los trámites legales, cinco meses después (el 19 de junio), gracias a Rajoy y a Rubalcaba, Felipe VI ya era rey de España, y Juan Carlos por petición propia se fue sin ninguna celebración. Prefirió pasar a un segundo plano de manera discreta, para no perjudicar aún más la imagen de la monarquía.

Hubo manifestaciones realmente masivas, como en Madrid, donde los republicanos colapsaron la Puerta del Sol y calles aledañas, porque había grandes sectores de la sociedad que pensaron que se debería haber convocado un referéndum tras la abdicación del rey, sin embargo quedó en agua de borrajas.

Concentración en Madrid en favor de la III República horas después del anuncio de la abdicación.

El peso de las decisiones importantes en la democracia debería estar en el pueblo, por contra en la actualidad la democracia española heredada del franquismo, sigue prefiriendo mantener el deseo del dictador que implementar mecanismos democráticos que permitan a los ciudadanos expresarse y decidir sobre cuestiones fundamentales.

Tras su abdicación, Juan Carlos consiguió reforzar su protección con una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial promulgada el 11 de julio del 2014, se introdujo que “además de las competencias atribuidas a las salas de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Supremo en los artículos 56 y 57, dichas salas conocerán de la tramitación y enjuiciamiento de las acciones civiles y penales, respectivamente, dirigidas contra la Reina consorte o el consorte de la Reina, la Princesa o Príncipe de Asturias y su consorte, así como contra el Rey o Reina que hubiere abdicado y su consorte“. Por lo tanto, el Supremo llevaría el caso si llegase a los tribunales.

Al cumplirse un año del reinado de Felipe VI, éste revoca el título de duquesa de Palma a su hermana, y toma medidas como impedir que ningún miembro de la familia real pudiese desempeñar tareas profesionales al margen de la corona. Estrategia y blindaje para la monarquía desde la monarquía. Todo se dejó bien atado.

La casa real estaba “asegurada”, pero en julio 2018 el gobierno del PSOE consultó a la Abogacía General del Estado sobre la inviolabilidad del rey emérito Juan Carlos, a raíz de las denominadas cintas de Corinna reveladas, en las que su íntima amiga le atribuye al rey emérito tenencia de fondos ocultos en Suiza, operaciones de blanqueo de fondos, propiedades en Marruecos, amnistías fiscales y el cobro de comisiones millonarias ilegales a cambio del proyecto del AVE a la Meca. Corinna también le atribuye la captación de dinero para el Instituto Nóos, que presidía su yerno Iñaki Urdangarin.

Anteriormente a estas declaraciones de Corinna, según investigaciones, también se le atribuye a la monarquía desde el principio de su reinado, recibir regalos por parte de muchos empresarios y figuras políticas por “supuesta amabilidad”. Añadimos también peticiones como por ejemplo en el año 1977 a través de una carta donde el rey emérito pidió al Sha de Persia una ayuda de 10 millones de euros para el gobierno de Adolfo Suárez.

En 1979 datan como inicio los cobros de las comisiones en las negociaciones de petróleo. Por cada petrolero, el exconsejero de Campsa Roberto Centeno asegura que Juan Carlos se embolsaba 5 millones de dólares. Las relaciones de España con Arabia Saudí son de alto nivel gracias a la labor del rey Juan Carlos, quién ha cerrado varios negocios con muchas empresas en Arabia Saudí, algunos de los cuales se siguen manteniendo como la venta de armas. Por lo visto Juan Carlos cobraba hasta por la ropa que vestía….

La fortuna de la familia real y en concreto del rey emérito Juan Carlos, fue cifrada en 2.000 millones de euros hace 10 años. Existe ausencia de transparencia en la publicación de datos de los bienes de la corona.

Así pues, con todas las dudas existentes, los servicios jurídicos confirman que el rey Juan Carlos ya no tiene inmunidad, y que dejó de ser inviolable tras su abdicación. La inviolabilidad en relación a los actos llevados durante su mandato no pueden ser tocados, pero tras su abdicación ha perdido esta condición.

La Ministra de Justicia declaró ante la prensa el pasado 11 de julio que Juan Carlostiene aforamiento pero no inviolabilidad”. Además, el rey emérito solo podrá ser investigado por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, según establece la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Según el gobierno del PSOE, aquella consulta fue meramente informativa con el único objetivo de dar una respuesta a los medios de comunicación. Y que en ningún caso tenía como objetivo realizar algún tipo de actuación en relación con el rey emérito por parte del Gobierno.

El juez Diego de Egea ha archivado la causa que investigaba el contenido de las grabaciones de Corinna tras la petición de la Fiscalía Anticorrupción, por la escasa relevancia penal de las acusaciones que afectan a Juan Carlos, y porque de momento en el país en el que sucedieron los hechos, el rey era “inviolable”.

Cerrada la vía judicial por la Corte se abre la vía paralela de la investigación política en el Congreso de los Diputados. Esta puerta también se ha cerrado rápidamente por el blindaje en el Congreso de los partidos políticos monárquicos (PP, PSOE y Ciudadanos), que garantizan la no apertura de la creación de una comisión de investigación sobre las actividades sospechosas del monarca emérito Juan Carlos.

El bloque PP, PSOE y Ciudadanos ha vuelto a tumbar el pasado 23 de octubre, por tercera vez, una petición de Unidos Podemos para crear una comisión de investigación sobre las actividades económicas del monarca. En esta ocasión la petición de Unidos Podemos se refería a la etapa posterior a su abdicación en 2014, al ya no estar protegido por la Constitución.

El rey emérito sigue protegido gracias a la inviolabilidad en los Tribunales y al blindaje en el Congreso por parte del bloque monárquico que integran PP, PSOE y Ciudadanos. ¿Qué razones puede tener la Corte para no aprobar dicha comisión? La obviedad señala que no solo estaría investigado “el rey”, sino todos aquellos que conocían de sus actos, aquellos que lo encubrieron, taparon o miraron para otro lado, además de estas razones firmemente entraría en juego el papel de la monarquía en la democracia española durante los últimos 40 años, un contexto que haría favorable el regreso de la república.

De momento están salvando al rey emérito Juan Carlos y a la monarquía española, bloqueando la investigación sobre él incluso después de abdicar. La democracia sigue secuestrada. El juego se mantiene en tablas. La inviolabilidad es absoluta. Este privilegio del que goza el monarca es injusto. El pueblo de España está desamparado con una injusticia ajustada al derecho.

El blindaje PP, PSOE y Ciudadanos vuelve nuevamente a evitar que el rey emérito se siente en el banquillo.

La monarquía no podrá estar para siempre protegida por el Congreso de los Diputados, por otra parte, un 54% de la población está a favor de que se organice un referéndum para decidir sobre la forma política, los ciudadanos que quieren una república duplican a los que prefieren la monarquía.

Pero, aún así, los Borbones siguen subsistiendo a sus súbditos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: