El baile de debutantes de VOX en el Parlamento andaluz

VOX ha entrado en las instituciones democráticas por una de las puertas, si no de servicio, tampoco por una de las grandes. Las instituciones autonómicos son una escuela de aprendices (Aznar) o un cementerio de elefantes (Fraga). Lo que haga en el Parlamento andaluz le servirá de catapulta para empresas mayores en el ámbito estatal. Por ahora solo tenemos lo que su portavoz ha dicho en el debate de investidura del señor Moreno Carambolo. Resumamos sus palabras para saber con quién estamos tratando.

¿Qué es VOX? El partido que ha facilitado la alternativa democrática que reclamaban los andaluces; la herramienta democrática que ha puesto fin al régimen socialista; el partido que ocupa el vacío existencial político del actual marco parlamentario; de extremo sentido común; español, demócrata y constitucionalista; muy diferente de los radicales extremistas de izquierda; diferentes; de gente de orden que creen en la ley, la paz, la luz, la alegría.

>>Andalucía, VOX y el cuento de la criada<<

Un partido que cree en la igualdad y la ley. Un partido que quiere que no se engañe más a las mujeres; que hombres y mujeres, y personas de cualquier orientación sexual puedan convivir en una relación basada en el amor, la igualdad y el respeto; que los feminicidios se reduzcan a su mínima expresión; llevar el amor, el perdón, la unión, la fe, la verdad, la esperanza, la alegría y la luz; que no quiere ser socio de gobierno para decir lo que está bien o mal hecho.

Que rechaza las agresiones y la violencia hacia las mujeres. Que apuesta por la recuperación de la dignidad de las mujeres como personas; como modelo preferente de custodia compartida para el ejercicio de las responsabilidades parentales; por la necesidad de una Consejería de Familia ante la muerte digna. Que considera que el maltrato es una lacra social que se debe erradicar.

>>¡No nos olvidemos del perfil neoliberal de VOX!<<

Un partido que está aquí para servir, y no para servirse; y en el que están quienes no tienen miedo de ser perseguidos, calumniados, insultados y agredidos por defender sus ideas. Que ha venido a dar respuesta a muchos españoles y andaluces indignados; a recuperar los valores y principios tirados por la borda por la imposición de la intrusiva y totalitaria izquierda; para acabar con los abusos de la política corrupta; a debatir, a compartir diálogo; a hacer lo mejor para Andalucía y para España. Que busca la verdad. Que combate los problemas de exclusión social de los españoles. Que sabe que hay españoles con problemas de exclusión social; sumar (sus doce diputados dentro del trifachito); que han sido necesarios para el cambio.

Que puede asegurar a sus votantes que no los va a defraudar; que no puede generalizar en que todos los que llegan sin permiso rechacen el mestizaje. Que defiende la democracia. Que va a hacer ese cambio que tanto anhelaban los andaluces. Que abogan por una defensa eficaz de las mujeres que sufren maltrato de un sistema que de forma fraudulenta favorece el maltrato. Que pide que se aplique la Ley de Extranjería (¿aplicaría VOX el artículo 26.2?).

>>Desmontando a VOX<<

Todo esto lo sabían sus votantes, por eso se arrogan la representación de los españoles y andaluces siguientes: indignados, sin partido político, antilenguaje inclusivo, añorantes de los valores éticos y morales, marginados por su patriotismo, anticorrupción, con talento (absténganse mediocres), antiderroche administrativo, antimemoria histórica, antiviolentos, respetuosos con su flamenco, la caza y la tauromaquia; de los de menos impuestos y menos gasto social; defensores de la propiedad privada y antiokupas; opuestos al cuento de la violencia de género; defensores de los cuerpos de seguridad y del Ejército (¡a por ellos!, dicho contra otros españoles); contra el adoctrinamiento de sus hijos; preocupados por la baja natalidad; antiinmigración ilegal mafiosa y privilegiada.

Sus ideólogos son Jesús de Nazaret y san Francisco de Asís. Por sus actos los conoceréis, dijo el revolucionario palestino nacido en Belén; pues por sus actos y palabras me temo que el discurso que han leído de ese ideólogo es el de la espada y el fuego, no el de poner la otra mejilla o amar al prójimo. En cuanto al santo italiano, por motivos evidentes, no deben conocer que es el patrono de los animales. No sé si estará en un lugar preeminente a la derecha de dios, pero debe de estar a punto de ser expulsado de los cielos por los improperios que estarán saliendo de su santa boca al ser tenido por ideólogo de un partido que defiende la caza y la tauromaquia.

>>El fenómeno VOX: un fertilizante llamado fascismo<<

Ya lo saben los lectores, VOX es el partido del sentido común, que no hay nada menos común que el sentido común; un partido español, demócrata y constitucionalista, como PP, Cs y PSOE, con lo que el campo constitucionalista no es que se ensanche sino que entra otro a compartir; pero se acerca a los extremistas de izquierdas porque cree en la igualdad, aunque se vuelve a separar de ellos porque cree en la ley, y decir eso en España da a entender que en la ley que defiende la propiedad privada y el amiguismo; el partido defensor de la mujer y los inmigrantes legales. Para no cansar al lector, es el partido que ha entendido lo que quieren los españoles y los andaluces, pero los andaluces lo han votado en minoría dejándolo en el último lugar de los que han obtenido representación parlamentaria.

Se acerca la Semana Santa, veremos si sus señorías dan ejemplo de lo que predican yendo como penitentes a las procesiones después de haber asistido a una corrida de toros, y para reponer fuerzas el día siguiente se engullen un buen plato de estofado de ciervo que hubieran cazado la víspera, eso sí, sin bailar una animada sevillana, que deben respetar el tiempo de dolor de la crucifixión de su ideólogo hace más de dos mil años por los antepasados de Netanyahu, consentida por la autoridad imperial, tal como sucede hoy en esas mismas tierras.

A %d blogueros les gusta esto: