Uruguay y México impulsan el diálogo como solución al golpe en Venezuela

Los gobiernos progresistas de Uruguay y México han decidido impulsar un frente diplomático opuesto al Grupo de Lima dirigido por los Estados Unidos (EEUU). Sus propuestas en favor del diálogo van a pasar a la concreción el próximo 7 de febrero en Montevideo, la capital de Uruguay.

>>¿Qué es el Grupo de Lima?<<

Ambos países han mantenido una posición apegada a las normas internacionales. Ninguno ha reconocido a Juan Guaidó, manteniendo las relaciones con el gobierno de Nicolás Maduro, y llamando a un diálogo a ambas partes para solucionar con palabras los desacuerdos existentes.

El presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, aceptó casi inmediatamente la propuesta de diálogo, también apoyada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como ha venido haciendo en los últimos años. Incluso fue a propuesta suya, la realización de las únicas conversaciones sostenidas con la oposición. Tuvieron lugar en República Dominicana. Casi culminan con éxito, pero EEUU ordenó a la oposición no firmar en el último momento, ya que en el acuerdo se recogía el fin de las sanciones y el boicot empresarial.

>>La oposición venezolana decide no firmar el acuerdo de paz en el último momento<<

Uruguay y México han expresado que cuentan con el apoyo de otros ocho países e importantes organizaciones internacionales, y han llamado al resto de la Comunidad Internacional a unirse a ellos, para conseguir una salida pacífica a la violencia que el golpe de estado de Donald Trump espera conseguir, como justificación para una invasión militar.

El movimiento de Uruguay y México complica las cosas para Estados Unidos, que hasta ahora no había tenido esta respuesta internacional en sus intentos de invasión a terceros países como Iraq, Siria y Libia. Una propuesta de diálogo cristalizada, -no solo como idea abstracta en intervenciones de representantes diplomáticos en foros internacionales-, con el apoyo de la ONU, no permitirá a Donald Trump sostener mucho más tiempo su intento de golpe de estado.

>>Juan Guaidó demuestra su escaso apoyo en la última convocatoria golpista<<

Sobre todo en estos momentos, cuando empiezan a romperse las filas de la oposición. Muchos de sus dirigentes y militantes se comienzan a abrir al diálogo tras observar que el golpe de estado no triunfa, ni tiene las perspectivas de hacerlo. La manifestación que ayer que se esperaba masiva en apoyo del golpista Juan Guaidó, se quedó en pequeños grupos de decenas de personas, una muestra de que su vulneración de la legalidad constitucional no tiene más recorrido.

Gonzalo Sánchez

Soy el director de ElEstado.net - Sígueme en Twitter: @ProtestFor36 Todos mis contenidos puedes leerlos aquí. He publicado varios libros, entre ellos: Socialismo en Sudamérica: De la utopía a la realidad (Editorial el Perro y la Rana, 2010). Honduras: El sueño liberador convertido en pesadilla opresora. El Libro Negro del Bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). Muchas gracias por leer ElEstado.Net.

A %d blogueros les gusta esto: