Uruguay: el Frente Amplio celebró 48 años de unidad

El Frente Amplio (FA) de Uruguay, con un acto popular, celebró el pasado 5 de febrero sus 48 años de vida en la historia política del país. Contó con el protagonismo de los cuatro precandidatos a presidente, Carolina Cosse, Daniel Martínez, Óscar Andrade y Mario Bergara cuya candidatura única y oficial se dirime en internas abiertas y simultáneas para todos los partidos políticos, el domingo 30 de junio de este año. También Javier Miranda fue orador en el acto con mucha asistencia en el Parque Rodó de Montevideo.

El Frente Amplio nació como respuesta a la necesidad de conformar un espacio de articulación de las fuerzas antiimperialistas, populares y de izquierda en Uruguay.

En 1971, año de la fundación del Frente Amplio, el concepto pueblo englobaba a diferentes sectores sociales y además se reconocía los intereses contradictorios entre sí. Uruguay como país capitalista dependiente, para poder transitar un camino propio como pueblo, necesariamente debía romper con la dependencia, o mejor dicho con el sometimiento de necesidades ajenas impuestas al estado uruguayo. Entonces se hizo necesaria la conjunción de todos los sectores sociales perjudicados por las políticas que solo beneficiaban a los sectores vinculados a los intereses de la capital internacional.

>>Uruguay: el Frente Amplio en la lucha por la expectativa<<

El Frente Amplio conjugó desde sus orígenes diversas experiencias políticas. En él confluyeron batllistas (José Batlle y Ordoñez presidente en los períodos 1903 – 1907 y 1911 – 1915), nacionalistas, marxistas, cristianos tendientes todos a lograr una unificación de las fuerzas políticas calificadas de izquierda, si bien lo consideramos al Frente como policlasista y poliideológico, coalición que fue denostada por la derecha, representada en los partidos tradicionales, que lo calificaron como “colcha de retazos”. Sin embrago y contra todos los pronósticos, resistió a la dictadura, fue actor clave en la recuperación democrática, con militantes que sufrieron torturas, cárcel, desaparición, exilio y muerte.

Históricamente el Frente Amplio definió su carácter antioligárquico y antiimperialista y el último Congreso sumó a su definición como antipatriarcal y antirracista.

Hoy la etapa es de renovación y no como una cuestión etaria, ya que el programa histórico del FA sigue en construcción, tiene que ver con fortalecer los vínculos con la sociedad y la preservación del proyecto político. El Frente Amplio reconoce a los militantes frenteamplistas que viven fuera de fronteras los incluye en los debates, discusiones y proyectos.

El desafío para el Frente Amplio es enorme, el futuro inmediato lo interpela. Tiene la necesidad de reinventarse, de subir a todas las expresiones del pueblo arriba del proyecto político, empujarlo, discutirlo y sembrarlo. El desafío de seguir transformando la sociedad y profundizando la democracia. Necesita partidos políticos fuertes y activos no solo en sentido electoral, sino que sean actores principales de las discusiones estratégicas de un país con las características de Uruguay. Discusiones sobre la cultura, la producción, la tecnología, la distribución, sobre la viabilidad del desarrollo en el marco del globalismo existente.

>>Uruguay y México impulsan el diálogo como solución al golpe en Venezuela<<

Cabe destacar, que desde el año 2005, que el Frente Amplio consiguió acceder al gobierno nacional, por tres períodos consecutivos con mayorías parlamentarias propias, Uruguay se transformó en muchos aspectos, que se traducen fundamentalmente en la mejora de la calidad de vida de enormes sectores de nuestra sociedad.

El FA en el gobierno tuvo la capacidad de proponer una senda de crecimiento, distribución del ingreso, regulación del mercado de trabajo, políticas sociales, transparencia en el acceso al Estado y una larga lista a través de un programa político claro de alternativa y generador de expectativa. Generó políticas comunes en torno a la unidad de los países de la región fortaleciendo el MERCOSUR (hoy vaciado por Brasil y Argentina) integrando la UNASUR y la CELAC.

>>Diccionario Político: UNASUR, CELAC, ALBA y OEA<<

El Frente Amplio es aquel que construyó una nueva síntesis entre movimiento y coalición. Aquel que abrió más canales de participación a la militancia, aquel que forma a sus militantes y mantiene informado a su pueblo, con todas sus contradicciones y limitaciones a cuesta pero siempre convocando a la participación de las mayorías populares.

El Frente Amplio es una fuerza política que consolida 48 años de unidad de los sectores de izquierda y progresista del país es admirado en el mundo y es factor de inspiración.

Cabe destacar que el Frente Amplio surgió en el marco de una feroz represión en el continente y fue el símbolo de la resistencia, cuando Sudamérica se sumergía en el neoliberalismo y Francis Fukuyama nos hablaba del fin de la historia, la izquierda uruguaya llegaba al gobierno de la capital del país siendo pieza clave de la resistencia la modelo neoliberal.

El Frente Amplio es la síntesis de todas las luchas populares que se dieron en la sociedad uruguaya y hoy a 48 años de su fundación, el FA es la herramienta que surge del pueblo y que Uruguay necesita para seguir profundizando las transformaciones, para alcanzar y consolidar un país más justo, igualitario, libre y democrático. Con orgullo de su historia, con los mismos principios, con confianza en el porvenir y nuevos sueños.

Andrés Correa

Periodista. Conduce, De fogón en fogón, un programa radial en Radio Gráfica FM89.3 sobre el acontecer político, cultural y social del Uruguay hecho en Argentina.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: