Salen a la luz pruebas que demostrarían la participación de la familia Moreno en la trama de corrupción INA Papers

ElEstado.Net ha tenido acceso a cientos de documentos que demostrarían la corrupción de Lenín Moreno y su círculo social, político y familiar, en la trama INA Papers.

Un escándalo de corrupción, en el que están de por medio millonarios sobornos de al menos una empresa constructora, salpicó al presidente de Ecuador, Lenín Moreno Garcés, y a su círculo más íntimo: su esposa, Rocío González; su hermano, Edwin Moreno Garcés; el consejero presidencial, Santiago Cuesta, y el empresario Conto Patiño, amigo personal del mandatario.

En esta historia, que ha sido silenciada por los grandes conglomerados mediáticos ecuatorianos, también están involucrados Xavier Macías Carmigniani y su esposa María Auxiliadora Patiño, hija de Conto Patiño, un viejo lobista involucrado en tráfico de influencias y venta de armas, actividades ilegales en el país andino.

>>Ecuador: «Lenín Moreno es un corrupto con cuentas secretas»<<

Fruto de esta relación se conformó una empresa offshore domiciliada en Belice, INA Investment (acrónimo de las tres hijas de Lenín Moreno: Irina, Karina y Cristina), y que tuvo como uno de sus accionistas al hermano del presidente, Edwin Moreno Garcés. Quien años después pidió que retiren su nombre de la compañía en favor de María Auxiliadora Patiño, esposa de Miguel Macías Carmigniani.

De hecho, la punta del ovillo de toda esta trama se descubre cuando María Auxiliadora Patiño comete un desliz y paga con recursos de INA Investment varios muebles y otros enseres de lujo comprados en Ginebra para Rocío González de Moreno, ahora primera dama.

Pero la historia tiene muchos más ingredientes que marcan serias contradicciones en el discurso que Lenín Moreno ha enarbolado desde mayo de 2017, fecha en que asumió sus funciones, donde ofreció una cirugía mayor contra la corrupción.

Lobby de alto nivel

En 2009, como vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno, facilitó a su amigo íntimo Xavier Macías Carmigniani acercamientos políticos, con los que se concretó varios contratos a favor de la empresa estatal china Sinohydro en Ecuador, y Panamá. Fruto de aquello consiguieron jugosas comisiones que para el caso ecuatoriano se convierten en sobornos por ser penada la actividad de “lobby”.

Con el respaldo de su suegro, Macías Carminiani, fungió como el vínculo de las compañías chinas, empresarios ecuatorianos y Lenín Moreno, para recibir y administrar, en calidad de testaferro, ingentes beneficios económicos personales que superarían los 20 millones de dólares.

Para el efecto, usaron como fachada proyectos como la Misión Manuela Espejo, entre otros programas sociales a cargo del entonces vicepresidente, principal operador político de esta trama de corrupción.

>>El Ecuador decae con un morenismo «deschavetado»<<

Xavier Macías llevó adelante el cabildeo necesario para la adjudicación del contrato de la megaobra Coca Codo Sinclair por aproximadamente 2.800 millones de dólares americanos, la obra de infraestructura pública más grande en la historia del país andino.

Según documentos hallados en los denominados “INA Papers” los sobornos recibidos, solo por este contrato, y acreditados en cuentas offshore de Conto Patiño y presuntamente de Lenín Moreno y su familia, superarían los 65 millones de dólares.

La ruta del dinero

A diferencia de otros sonados casos de corrupción en Ecuador, llama la atención una serie de correos electrónicos, depósitos, transferencias, recibos e incluso la emisión de una tarjeta de crédito para la adquisición de bienes suntuarios como joyería, carteras de cuero de cocodrilo, artículos de diseñador, e incluso un departamento a las orillas del Mediterráneo para uso vacacional de la familia presidencial.

También, la entrega de dinero en efectivo y bienes como automóviles de lujo en Ecuador a requerimiento expedito de la actual Primera Dama, Rocío González de Moreno.

Los sobornos en efectivo se depositaron en varias cuentas en paraísos fiscales, mismos que fueron captados posteriormente por INA Investment que actúa luego como benefactor de la familia Moreno para financiar su lujoso estilo de vida en Europa y viajes alrededor del mundo.

Lo deplorable

Tras culminar sus funciones de vicepresidente, Lenín Moreno Garcés, fue designado delegado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para las Discapacidades, pagado por el gobierno ecuatoriano.

El 16 de abril de 2016, varias provincias ecuatorianas fueron sacudidas por un terremoto de 7,8 grados en la escala de Ritchter, que dejó 673 personas muertas y miles de heridos, además de cuantiosos daños materiales.

A propósito de esta tragedia, Lenín Moreno, junto a su amigo y ahora consejero presidencial, Santiago Cuesta, tomó la iniciativa de captar “donaciones” para ayuda humanitaria. Sin embargo, más allá de construir un centenar de viviendas –hoy en deplorables condiciones-, los dineros captados se desviaron a cuentas privadas, propiciando manejos discrecionales por fuera de la institucionalidad.

ElEstado.net

Síguenos en nuestras redes -> Redes Sociales

A %d blogueros les gusta esto: