¿Por qué Ecuador ha expulsado a Julian Assange de su embajada en Londres?

El mundo se encuentra en shock por la decisión del presidente de Ecuador de expulsar al fundador de Wikileaks Julian Assange de su embajada en Londres, donde se encontraba el hacktivista desde el pasado año 2012, cuando el excanciller Ricardo Patiño le concedió el asilo, entendiendo que si no se lo otorgaba, su vida podría correr peligro en Estados Unidos, ya que podría enfrentarse incluso a la pena de muerte.

Pero, ¿qué ha pasado para que finalmente se haya tomado esta decisión tan drástica? Julian Assange no ha incumplido ninguno de los acuerdos firmados con la embajada, que dicho sea de paso, han sido cada vez más duros desde que Lenín Moreno tomó el poder, hasta llegar a un punto en el que el de Wikileaks parecía estar en la cárcel, ya que le quitaron a su mascota, le impidieron hacer deporte, asomarse a la ventana, recibir visitas de familiares, le obligaron a costearse sus gastos…

El punto de inflexión se encuentra en el año 2018. Concretamente en el mes de julio. Mike Pence, vicepresidente de EEUU, visitó Ecuador, causando un fuerte impacto en la política, tanto interna como externa, del país suramericano. Ese cambio se puso observar desde el primer día. Ecuador varió su posición a favor de la lactancia materna, para satisfacer los intereses de las grandes multinacionales norteamericanas.

>>La visita de Mike Pence cambia la política de Ecuador<<

Al pasar los meses Lenín Moreno atacó a la UNASUR, un proyecto común de todos los países de Suramérica para solucionar sus propios conflictos sin pasar por la injerencia de Donald Trump mediante la Organización de Estados Americanos (OEA), defendió a la empresa Chevron en la disputa de ésta contra Ecuador por la contaminación que había provocado, ha privatizado el petróleo…

Las políticas neoliberales impulsadas por Lenín Moreno han causado que por primera vez en los últimos diez años, la pobreza haya vuelto a aumentar, y la deuda económica de Ecuador se haya disparado. Una situación que ha empujado a Lenín Moreno a vender a Assange a los EEUU por un mejor trato económico, situación a la que hay que sumar la corrupción de los INA Papers que señala a Lenín Moreno directamente, de esta forma el líder del ejecutivo ecuatoriano consigue desviar la atención y ganar tiempo.

Desde aquella visita de Mike Pence hasta ahora, Lenín Moreno había mantenido una retórica amenazadora contra Julian Assange, expresando en todo momento que el fundador de Wikileaks ya no era bien recibido en la embajada de Ecuador en Londres.

>>Rafael Correa: «Días de Assange están contados en la embajada»<<

El propio expresidente Rafael Correa ya había advertido tras la reunión de Lenín Moreno con Mike Pence, que «los días de Assange en la embajada de Ecuador están contados«.

Ahora, en manos de las autoridades inglesas, el hacktivista que también es ciudadano de Ecuador, sera deportado a Estados Unidos con casi total probabilidad, donde tendrá que rendir cuentas por haber desvelado cables diplomáticos que mostraron de manera cristalina la actuación internacional de EEUU, que incluyó chantajes, golpes de estado, puñaladas a sus propios socios, creación de milicias para derrocar gobiernos.

Gonzalo Sánchez

Soy el director de ElEstado.net - Sígueme en Twitter: @ProtestFor36 Todos mis contenidos puedes leerlos aquí. He publicado varios libros, entre ellos: Socialismo en Sudamérica: De la utopía a la realidad (Editorial el Perro y la Rana, 2010). Honduras: El sueño liberador convertido en pesadilla opresora. El Libro Negro del Bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). Muchas gracias por leer ElEstado.Net.

A %d blogueros les gusta esto: