Observadores internacionales confirman el fraude en Paraguay

La tensión política en América Latina crece. El ataque de los gobiernos de derecha a la izquierda del continente no ceja. Nicaragua está sufriendo una violencia que azotó Venezuela en forma de guarimbas, de la que los medios de comunicación, incluso los alternativos, están manipulando en favor de la patronal y la Conferencia Episcopal.

Todo el foco mediático está alumbrando al país centroamericano mientras en Paraguay la izquierda ha sido víctima de un fraude electoral que pretende negar la voluntad de los paraguayos expresada en las urnas. El candidato de la oposición Efraín Alegre, ofreció algunos ejemplos del fraude que se ha cometido principalmente en la transmisión de los datos electorales.

El líder de la izquierda de Paraguay enseñó cómo la transmisión hizo desaparecer los 65 votos obtenidos por su formación Alianza GANAR en una mesa electoral. A estas denuncias se suman ahora los expertos electorales que integran la misión internacional de observación electoral.

Manolo Pichardo, representante de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Coppal) expresó que constataron “irregularidades que tienen que ser investigadas, lo que ante un resultado tan estrecho, creemos que esta situación podría alterar el resultado final«.

A esas declaraciones se han sumado las de los representantes españoles de la Fundación Pablo Iglesias, quienes han expresado que no existe la separación de poderes, ya que según ellos «el tribunal electoral está influenciado por otros estamentos del Estado«. Además reveló que a uno de los observadores internacionales le ofrecieron votar a plena vista.

Mario Abdo Benítez, de la Asociación Nacional Republicana-Partido Colorado (ANR-PC), no se ha pronunciado sobre el fraude, dando por buena la victoria electoral que le ha sido otorgada por el tribunal electoral pese a las evidencias de que las elecciones podrían haber sido amañadas.

El partido de Benítez participó junto con otras organizaciones de extrema derecha en el golpe de estado a Fernando Lugo en 2012. A día de hoy el derrocado presidente se ha presentado para senador liderado la lista de la Alianza GANAR, habiendo dado su apoyo explícito a Efraín Alegre como candidato presidencial de la unidad de la izquierda paraguaya.

Pese a las evidencias del fraude y a las declaraciones de los observadores internacionales, Paraguay es uno de los países que han seguido el llamado de Estados Unidos (EEUU) para no reconocer el resultado de las elecciones presidenciales de Venezuela por, según voceros de la ANR-PC, no tener las suficientes garantías que eviten un posible fraude.

Gonzalo Sánchez

Soy el director de ElEstado.net - Sígueme en Twitter: @ProtestFor36 Todos mis contenidos puedes leerlos aquí. He publicado varios libros, entre ellos: Socialismo en Sudamérica: De la utopía a la realidad (Editorial el Perro y la Rana, 2010). Honduras: El sueño liberador convertido en pesadilla opresora. El Libro Negro del Bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). Muchas gracias por leer ElEstado.Net.

4 comentarios sobre “Observadores internacionales confirman el fraude en Paraguay

A %d blogueros les gusta esto: