Los Gobiernos bolivarianos acuerdan impulsar la integraci贸n latinoamericana

El anterior presidente de Venezuela, Hugo Ch谩vez, impuls贸 una pol铆tica exterior antimperialista, que en Am茅rica Latina le supuso ser el arquitecto de varias instituciones en las que no participan ni Estados Unidos (EEUU) ni Canad谩. El mandatario venezolano pensaba que el gobierno estadounidense comet铆a injerencias que incluso llegaban a convertirse en golpes de estado contra los gobiernos que no se plegaban a sus directrices, por lo que decidi贸 interpelar a los pa铆ses latinoamericanos para crear nuevas instancias en las que dialogar y solucionar sus problemas sin la tutela del Norte. Una propuesta que se vino a llamar integraci贸n latinoamericana.

La primera de ellas la fund贸 junto a su por aquel entonces hom贸logo cubano, Fidel Castro, en el a帽o 2004. La Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Am茅rica (ALBA) es una instituci贸n para realizar intercambios comerciales sin usar el d贸lar ni crear deuda externa, al basar los acuerdos en base a las potencialidades de cada naci贸n. Cada producto a importar tiene un valor en el Sistema 脷nico de Compensaci贸n Regional (SUCRE), ideado por el expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

M谩s adelante se crearon la Uni贸n de Naciones Suramericanas (UNASUR) que agrupa a todos los pa铆ses de Sudam茅rica y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribe帽os (CELAC). Tras la muerte de Hugo Ch谩vez y los golpes de estado sufridos por los gobiernos que m谩s apoyaron estas iniciativas, las tres instituciones nacidas al calor de la Revoluci贸n Bolivariana perdieron su importancia diplom谩tica.

La Organizaci贸n de Estados Americanos (OEA), ente dirigido por la diplomacia norteamericana, ha vuelto a ser el organismo internacional en el que se intentan resolver los problemas graves que surgen en las instituciones de los gobiernos americanos, e incluso entre ellos.

Al no disponer de una correlaci贸n de fuerzas favorables para lograr que sean la CELAC y la UNASUR los lugares en los que se hablen y se solucionen los problemas sin la tutela de los EEUU, los bolivarianos han decidido pasar a la defensiva y centrarse en fortalecer el 煤nico foro de los tres en el que s铆 pueden trabajar: el ALBA. Al menos hasta que L贸pez Obrador, Gustavo Petro y Lula ganen las elecciones en M茅xico, Colombia y Brasil y el escenario sea m谩s favorable, ya que esos pol铆ticos han repetido en varias ocasiones sus posturas favorables a la integraci贸n latinoamericana.

Los pa铆ses de la Alternativa Bolivariana, hoy llamada ALBA-TCP a iniciativa del presidente boliviano Evo Morales que quiso remarcar con Tratado de Comercio de los Pueblos la posici贸n anticapitalista de rechazo a los Tratados de Libre Comercio (TLC), han acordado retomar las reuniones peri贸dicas de alto nivel, crear nuevos mecanismos para tomar acuerdos y decisiones vinculantes entre todos y aumentar los intercambios econ贸micos y culturales entre sus miembros.

Una muestra del avance que quieren dar al ALBA-TCP es la invitaci贸n a El Salvador a la XV Cumbre de la Alternativa Bolivariana que se celebr贸 el pasado fin de semana en Caracas, Venezuela. Asistieron los presidentes de Cuba (Ra煤l Castro), Bolivia (Evo Morales) y Nicaragua (Daniel Ortega). Ecuador envi贸 a su ministro de defensa, Patricio Zambrano.

Todos los pa铆ses que enviaron representaci贸n a la XV Cumbre del ALBA-TCP (Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominicana, Ecuador, Granada, Nicaragua, San Crist贸bal y Nieves, Santa Luc铆a, San Vicente y las Granadinas, Surinam, El Salvador, Hait铆 y Venezuela) rechazaron las injerencias en forma de sanciones de EEUU y la Uni贸n Europea contra Venezuela y apoyaron la asistencia de Nicol谩s Maduro a la Cumbre de las Am茅ricas que se inaugurar谩 el pr贸ximo 13 de abril en Lima, Per煤.

Gonzalo S谩nchez

Soy el director de ElEstado.net -聽S铆gueme en Twitter: @ProtestFor36 Todos mis contenidos puedes leerlos aqu铆. He publicado varios libros, entre ellos: Socialismo en Sudam茅rica: De la utop铆a a la realidad (Editorial el Perro y la Rana, 2010). Honduras: El sue帽o liberador convertido en pesadilla opresora. El Libro Negro del Bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). Muchas gracias por leer ElEstado.Net.

A %d blogueros les gusta esto: