¿Puede Ana Botín ser feminista?

Ana Patricia Botín. Mujer. Burguesa, mundialmente conocida por ser la presidenta del Grupo Santander. Hace apenas unos meses, irrumpió con fuerza con unas sorprendentes declaraciones: se considera feminista y afirma que todos deberíamos serlo.

¿Puede Ana Botín ser feminista? ¿Puede una burguesa ser feminista?

¿Qué tienen en común las experiencias vitales de una mujer trabajadora, que tiene en el horizonte la prostitución y ser vientre de alquiler en caso de extrema necesidad económica, o la imposibilidad de huir de su maltratador al ser económicamente dependiente de él, y las de Ana Botín?

>>¿Pueden los hombres ser feministas?<<

Ana Botín también puede ser diana de la misoginia imperante en el mundo de los negocios, ¿no?  Ella jamás tendrá la autoridad y el respeto que se le otorga al resto de hombres que se sientan a su alrededor en las reuniones… Y por eso es feminista, porque quiere igualdad de poder con sus compañeros burgueses. ¿No debería una mujer tener igualdad de oportunidades que un hombre en todos los ámbitos? ¿Sería esto legítimo? ¿O deberíamos reservar ese privilegio solo para los hombres?

¿Debería haber lugar en el movimiento para una mujer a la que no le tiembla el pulso a la hora de desahuciar a sus “hermanas” del piso que no han podido terminar de pagar? Tal vez Ana Botín está alienada o se limite a seguir políticas económicas masculinas para lograr encajar en un mundo de hombre.

>>Brecha salarial: una discriminación histórica<<

¿Estaría yendo en contra de sus intereses de clase? Si la respuesta es sí… ¿Tiene el feminismo capacidad para poner en jaque el status quo actual en la sociedad de clases? ¿En qué punto es incompatible el feminismo con el capitalismo mediante el cual se lucra Ana Botín? Tal vez Ana Botín no considera al feminismo una amenaza para la posición que ostenta debido a que éste es puramente un movimiento reformista… O tal vez hay ignorancia en sus palabras y no ha dudado en aliarse con una lucha que va a arrebatarle sus privilegios.

De ser así, ¿cuál sería la estrategia del feminismo para abolir la sociedad de clases, que es lo que diferencia a una burguesa de cualquier mujer trabajadora? ¿En qué momento histórico feminismo y burguesía se volvieron enemigos?

Patricia

A veces escribo cosas. Soy @zzhenshchina en Twitter. Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista.  Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas.  Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar. ¡Proletarios de todos los países, uníos!

A %d blogueros les gusta esto: