Maquis y bandoleros en Sierra Morena

He aqu√≠ un sincero homenaje desde el recuerdo a aquellos maquis que fueron los √ļltimos luchadores por la libertad, que no tiraron la toalla a√ļn terminada la guerra. Maquis que dieron su vida y siempre lucharon por lo que cre√≠an.

Andalucía, croquis topográfico de la parte de Sierra Morena comprendida desde Guarromán hasta la Venta de Cárdena.
Maquis de Sierra Morena

Una vez acabada la Guerra Civil espa√Īola oficialmente, no todo termin√≥. Grup√ļsculos m√°s o menos grandes de antifranquistas siguieron la resistencia en las monta√Īas contra la dictadura. Se pod√≠an componer de una mezcolanza de personas presas pol√≠ticas o perseguidas por la guardia, soldados republicanos y guardias de asalto en espera de destino de destierro junto con otras personas de √≠ndole m√°s puramente delictiva y menos ideol√≥gica.

Uno de los sitios m√°s se√Īalados es Sierra Morena. Las zonas m√°s activas con maquis fueron las sierras nortes de Sevilla, C√≥rdoba y Ja√©n. Por su parte norte se nutri√≥ de las fugas de la prisi√≥n de Azuaga (Badajoz), y tambi√©n hab√≠a entre sus filas algunos brigadistas. En el sur andaluz, Granada tuvo much√≠sima actividad, durante y despu√©s de la guerra, y M√°laga y C√°diz tambi√©n ten√≠an zonas agrestes donde resistieron estas peque√Īas guerrillas.

Mapa de los lugares con mayor actividad de maquis.

>>Lluvia de bombas en Jaén<<

En Andaluc√≠a, dentro del jornalerismo exist√≠a mucho anarquismo, gente que no se contentar√≠an con aceptar una dictadura, o abandonar su pa√≠s. El pueblo andaluz ha demostrado ser, hist√≥ricamente, luchador y rebelde. Los √ļltimos maquis de esta situaci√≥n geogr√°fica se cree que ejercieron hacia alrededor del a√Īo 1950.

La represión en Andalucía fue brutal, desde las sucesivas matanzas de Queipo de Llano hasta la situación actual, que las fuentes de la Junta de Andalucía estiman más de 700 fosas y cerca de 50.000 víctimas de represalias. Andalucía es donde más se sufrió estas ansias de sangre, y la respuesta de parte de la población era algo lógico.

Fosas comunes en Andalucía (fuente: Junta de Andalucía).

Sierra Morena es la frontera natural de Andaluc√≠a. Durante mucho tiempo, la √ļnica manera de sortearla era rodearla o usar el √ļnico punto de entrada que permit√≠a, el cruelmente recordado como paso de Despe√Īaperros. Esto no solo ha permitido una defensa eficaz, desde uno u otro lado, sino que su inaccesibilidad ha dado lugar a un fen√≥meno que se conoce en otros lugares igual de escarpados, donde alguien conocedor del terreno podr√≠a sobrevivir indefinidamente.

Pero lo que destaca a la figura histórica del maqui o del bandolero es precisamente su falta de inactividad, su lucha constante contra un poder opresor que le ha colocado en esa situación y amenaza a su pueblo.

Antecedentes del bandolerismo andaluz

El bandolerismo no es un fenómeno aislado en la historia andaluza.

Desde la Baetica se tiene constancia de casos, si bien menos documentados, aunque podemos trazar una clara continuidad desde el bandolerismo monfí en La Alpujarra, tras las imposiciones de la Corona de Castilla al pueblo morisco.

Un caso se√Īalado es cuando a Ab√©n Humeya, √ļltimo Rey de Andaluc√≠a, se le hizo una corona de plata en C√°diar tras asaltar una iglesia.

«Luego le pusieron encima de la cabeza una corona de plata dorada y rica, que era de una Imagen de Nuestra Se√Īora». Gin√©s P√©rez de Hita.

>>Análisis histórico y contexto político de la Toma de Granada<<

La visi√≥n que tenemos a d√≠a de hoy est√° parcialmente romantizada en parte por los relatos, libros, zarzuelas, series, pel√≠culas y otros medios de difusi√≥n. No obstante, conocemos de manera certera muchos casos de personas que lo pierden todo bajo un sistema de opresi√≥n y persecuci√≥n, bien sea √©sta econ√≥mica, legal o pol√≠tica,¬†y que ‚Äúse echan al monte‚ÄĚ, en parte para huir de la situaci√≥n y en otra parte para enfrentarse a ella desde una posici√≥n m√°s defendible.

Por supuesto, cuanto m√°s osado el bandolero, m√°s fama recib√≠a. As√≠, la banda de Los Ni√Īos de Guadix, que fueron quemados vivos en 1881 por la Guardia Civil, llegaban a dar serenatas a guardias y polic√≠as por la calle, ante la vista de todo el pueblo. Diego Corrientes, por ejemplo, tambi√©n pas√≥ a la historia por poner en evidencia personalmente a las fuerzas del orden.

>>¬ŅExisti√≥ realmente Diego Corriente, el Robin Hood andaluz?<<

Es precisamente este hecho, el uso de las cr√≥nicas de la √©poca para retrotraernos a esas historias, el culpable de que encontremos pocas referencias a mujeres bandoleras, y menos datos a√ļn, pese a saber que existieron.

Generalmente, el tiempo de actividad de estas personas es bastante bajo, alrededor de un a√Īo en la mayor√≠a de los casos, dado que las fuerzas que operan contra ellas (militares, guardias, etc.) son bastante elevadas. Su continuidad suele estar condicionada a la cooperaci√≥n del pueblo. Las instancias de gobierno compraban la colaboraci√≥n con recompensas bastante jugosas. Cuando el gobierno se ganaba la abierta antipat√≠a del pueblo es cuando m√°s pod√≠an las personas bandoleras operar con cierta manga ancha.

La Memoria Histórica y los maquis andaluces

El √ļltimo maquis de Sierra Morena, Jos√© Murillo, o Comandante R√≠os, falleci√≥ en un pueblo de C√≥rdoba el 2 de septiembre de 2012. Se ech√≥ al monte con 17 a√Īos, con su padre, huyendo de la Falange. Con 19 ya mandaba a partidas de guerrilleros. Fue detenido en 1949 y pas√≥ 15 a√Īos en la c√°rcel.

La primera exhumaci√≥n que se realiza en Sorihuela de Guadalimar (Ja√©n) un maquis es la del Jos√© Mar√≠a Mendoza Jimeno. Rojo Terrinches, en 2009. En 2010 se exhuma a Indalecio Fuentes Ag√ľero, El Estraperlista, y a Rafael Jim√©nez Ortega, Emilio el de Bayarque, en Almer√≠a.

En 2014 se pudieron exhumar en Adamuz (C√≥rdoba) los restos de los √ļltimos maquis de C√≥rdoba, la Partida de Romera, fusilados y enterrados entre 1943 y 1949.

En 2017 se celebraron unas jornadas en Jerez de la Frontera. Además de conferencias, se pudieron exhibir muchas documentaciones, fotos y evidencias documentales de la represión franquista y de la lucha de maquis en Andalucía.

Exposición Memoria Histórica de Andalucía en Jerez de la Frontera.

Consolat de Marinaleda en Sant Esteve de les Roures

Editor en ElEstado.net

A %d blogueros les gusta esto: