GEPEC-EdC y Salvem lo Montsià denuncian la intensificación del arranque de olivos

La GEPEC – Ecologistes de Catalunya y la plataforma Salvem lo Montsiá aseguran que estos días se están arrancando más de un centenar de olivos monumentales, centenarios e incluso milenarios en la zona de les Tosses (Ulldecona). Dichos olivos presentan unas dimensiones espectaculares, «por encima de los cinco metros de perímetro de tronco«.
Debido a su majestuosidad la tarea de transportarlas enteras se hace imposible, por lo que optan por recortarla y convertir los restos en leña. «¡Sí, un olivo de más de mil años convertido en leña!«, exclaman atónitos desde la junta del GEPEC-EdC y Salvem lo Montsiá.

Además, este nuevo expolio, como tantos otros, ha provocado el destrozo de los margenes de piedra seca. Cabe destacar que las construcciones de piedra seca fueron reconocidas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. También se han ampliado los caminos existentes, para facilitar el paso de camiones, afectando de este modo la vegetación natural presente.

Así pues, por mera especulación, para «permitir el negocio lucrativo de empresas especializadas en el mercadeo de este patrimonio único«,  se está destruyendo un «paisaje de incalculable valor histórico, cultural y natural«. Pero «esto no es un hecho aislado«, añaden, esto «sucede día sí y día también«.
Actualmente el Parlament de Catalunya está tramitando una ley para proteger estos olivos monumentales, no obstante la demora y el hecho de hacer público la tramitación de ley ha provocado que los merchantes den rienda suelta, a un ritmo frenético el expolio de olivos. Es decir, «quieren asegurar el negocio cueste lo que cueste» antes de que se instaure la ley.
Uno de los temas en los que más hacen hincapié, tanto desde la GEPEC-EdC como desde la plataforma Salvem lo Montsiá, es en la probabilidad de que cuando este constituida la ley las Tierras del Ebro «estarán huérfanas de olivos monumentales«.

Ante la gravedad del asunto, desde el GEPEC- EdC y Salvem lo Montsiá, han enviado una carta al President Quim Torra pidiendo una rápida actuación, «urgente y valiente por parte de la Generalitat y una implicación coordinada de los Departamentos de Territorio y del de Agricultura, Ramaderia, Pesca y Alimentación«.
Con Quim Torra, los integrantes de la GEPEC – EdC (integrantes de la Federación de Ecologistes de Catalunya), ya tuvieron una reunión el pasado día 2 de abril, donde este mostró su preocupación por el asunto. Se comprometió a buscar por todas las vías posibles una solución para frenar el expolio. Sin embargo, nula ha sido su actuación posterior y «parece que las promesas del President pueden quedar en unas simples palabras de buenas intenciones«.
Finalmente, exigen también responsabilidades para los ayuntamientos, ya que «las leyes les dan competencias que frenarían este expolio«.
A %d blogueros les gusta esto: