El circo mediático de Julen: El beneficio económico por encima de la ética

Las últimas semanas se han visto repletas de noticias acerca de Julen. Noticias que no solo pretendían informar de los últimos acontecimientos, sino también lucrarse del tema. Ha habido informaciones de todo tipo que pretendían conseguir exclusivas y primicias. Además, muchos programas televisivos han convertido su rescate en una película de acción y drama.

El pequeño Julen cayó por un pozo el pasado 13 de enero y tras largos días de rescate,  fue hallado muerto el 26 de enero. No fue para nada una búsqueda fácil. Hubo muchos contratiempos y complicaciones que alargaron el proceso. Sumada a toda la información que el rescate pudiese ofrecer, las cadenas buscaron muchas otras noticias de las que poder sacar provecho.

Antena 3, Telecinco, la Sexta y algunas otras cadenas televisivas han estado en el punto de mira de las críticas. Durante los trece días en los que Julen permaneció en el pozo, estas cadenas buscaron y negociaron constantes entrevistas.

“Analizamos con un experto el rescate de Julen”, era uno de los titulares de Antena 3. Aunque también entrevistaron familiares, vecinos, bomberos y demás “expertos”. Todas estas desde un punto de vista sensacionalista y para nada informativo.

Telecinco ha liderado el sobrepaso de la moralidad periodística con algunas informaciones basadas en el propio morbo e incluso en el acoso de los familiares. “Vicky, la madre de Julen, vuelve a El Palo”, contaba Telecinco en una de sus noticias sobre cómo su madre regresaba al barrio a por algunas de sus pertenencias.

El programa de Ana Rosa Quintana, también de Telecinco, quiso seguir cada minuto del rescate. Lideró con una audiencia de miles de espectadores, pero no por ello las redes perdonaron su falta de tacto. La cadena decidió hasta modificar su programación para poder emitir de nuevo el programa, incluso cuando ya había sido sacado el cuerpo.

Como era de esperar, las redes sociales se llenaron de críticas. Ana Rosa ha sido comparada por muchos usuarios con un buitre o con animales del estilo.

“Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante”. Ryszard Kapuscinski.

El periodismo hoy en día sufre una de las peores agresiones: el sistema de producción en masa. Ahora las noticias son productos que se venden y generan dinero. Las cadenas televisivas y los medios de comunicación están perdiendo su objetivo periodístico. Ya no importa tanto la calidad de la información. Ni siquiera si está bien redactada una noticia. Lo importante es que sea la primera de todas. Su objetivo es conseguir unos beneficios económicos en el mínimo tramo de tiempo posible.

El caso de Julen ha sido denominado por algunos periodistas como un “circo mediático“. Todo un espectáculo basado en el sensacionalismo y el morbo, alejado completamente de una información objetiva. A eso falta sumarle la falta de tacto y de respeto hacia los familiares. Es por ello que El Consejo Audiovisual de Andalucía estudiará el caso por una posible vulneración de los derechos de los familiares.

Andrea Barceló

Nacida en Valencia y actualmente estudiando Periodismo en la UV.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: